Perros cuidados: se promulgó en Tordillo la ordenanza de Control Municipal Canino

Consiste en una serie de medidas que regulan la tenencia de mascotas a cargo de adoptantes responsables, bajo un registro municipal de animales, lo que permitirá identificar a los perros callejeros para ponerlos en adopción y sacarlos de la vía pública.

El Honorable Concejo Deliberante de Tordillo aprobó por unanimidad este jueves la Ordenanza Municipal 1/2020, sobre Control Municipal Canino. El proyecto nació a raíz de denuncias de toda índole por parte de vecinos, que referían ataques de perros a personas que caminaban por los barrios de General Conesa, ataques a otras mascotas con lesiones graves y hasta muerte de perros más pequeños. Además, pequeños productores lanares también fueron víctimas de daños a sus majadas, lo que significó pérdidas económicas.

Esta legislación regula la tenencia responsable de mascotas de raza canina, a la vez que supone la creación de un Registro Municipal de perros en el que los propietarios deberán inscribir a sus canes para asegurarse de que no sean catalogados como callejeros. El registro implicará, además, la aplicación de un chip de identificación individual de cada uno de los animales, una suerte de “DNI” para que cada propietario pueda rastrear a sus mascotas. Asimismo, los perros serán clasificados en diferentes categorías: perros en tenencia responsable, perros callejeros, perros peligrosos, perros mordedores y en adopción.

Otra medida incluida en la resolución es el permiso para poseer en adopción un máximo de dos animales por familia, en todo lote menor a los mil metros cuadrados. A su vez, queda establecida con carácter de obligatoria la aplicación para todos los animales de la vacuna antirrábica y el cuerpo del texto establece sanciones para los tenedores cuyos animales mordieren a vecinos.

Las multas por incumplimiento de cualquiera de los puntos de la Ordenanza van desde los 900 a 4500 pesos para las faltas leves, mientras para quienes realicen infracciones que se encuentren catalogadas como faltas graves las multas van desde los 10 mil a 45 mil pesos. Serán faltas leves la circulación pública de los perros sin correa, la no recolección de heces y la rotura de bolsas de residuos, entre otras. En tanto, se cataloga como faltas graves a los daños provocados por canes en propiedad privada, la circulación con perros peligrosos sin correa, la no inscripción en el registro que promueve la ordenanza, las lesiones producidas a otras personas y la constatación de maltrato animal por tenencia irresponsable.

You cannot copy content of this page