Otra iniciativa de Alberto: el “Plan de los mil días” para mamás de escasos recursos

El presidente de la Nación anunciará en su discurso de mañana un proyecto de ley que garantizará la asistencia estatal para las mujeres de bajos recursos, desde el inicio del embarazo hasta los dos años de vida del niño o niña en gestación.

El presidente de la Nación Alberto Fernández emitirá mañana domingo 1°. de marzo un esperado discurso. Se trata de la primera ocasión en que el mandatario dará inicio a las sesiones ordinarias del Congreso de la Nación. En ese contexto, se espera que dé cuenta tanto del periodo de gestión del año legislativo que cierra (que abarca desde diciembre, cuando el presidente asumió, y toma solo en consideración las sesiones extraordinarias de la época estival) como de los proyectos de ley que el poder ejecutivo pretende enviar al Parlamento a lo largo del ejercicio que está por inaugurar. Uno de los proyectos que cierto sector espera que el presidente anuncie es el de la ley de interrupción voluntaria del embarazo. Sin embargo, pocos conocen que, junto a este, Alberto Fernández presentará un proyecto que estipula garantizar la ayuda integral a mujeres embarazadas durante la gestación y hasta los primeros dos años de vida.

El “Plan de los mil días” es una herramienta pensada para que aquellas madres que se encuentren en una situación de vulnerabilidad social no se sientan forzadas a practicar la interrupción del embarazo, sino que el Estado las acompañe y les permita llevar a término la gestación y la crianza de los infantes. Con el mismo nombre, un programa parecido se aplica en San Juan. Junto con la asistencia que ya reciben como parte de la Asignación Universal por Hijo (AUH), las mujeres embarazadas recibirían también ayuda alimentaria y, después del nacimiento, vestimenta para el niño. “La idea es que la mujer que quiera tener a su hijo, tenga toda la ayuda del Estado para tenerlo, y que la que decida abortar pueda hacerlo en condiciones seguras”, dijo el presidente en relación con el proyecto.

Justo después de su encuentro con el papa Francisco, el viernes 31 de enero pasado, Fernández había ratificado su intención de promover la legalización de la IVE, pero había aclarado que no pretendía dividir a la sociedad entre verdes y celestes. “El problema es más agudo según la clase social de quién practica el aborto. Si es de una clase social alta, seguramente practicará el aborto en un centro de salud adecuado, con condiciones de asepsia adecuadas y el certificado médico dirá que tuvo un aborto espontáneo. Su salud estará absolutamente garantizada. Pero si estamos ante la presencia de una mujer sin recursos, toda su vida corre peligro. Y si zafa su vida, corre el riesgo de quedar infértil o de sufrir lesiones internas que la dañen mucho”, dijo el mandatario en torno al aborto en aquella oportunidad. El Plan de los Mil Días sería una manera de disuadir a las mujeres de recurrir a la IVE.

You cannot copy content of this page