Alberto demora el aborto: “No podemos dividirnos con este tema”

El presidente llamó a la unidad de la sociedad y enfatizó que “vamos a acompañar a quienes decidan continuar con su embarazo”

En su intento por sostener la unidad y evitar las divisiones que pudieran entorpecer la aplicación de las políticas de su gobierno, el presidente Alberto Fernández instó a la sociedad a no dividirse en torno a posturas contrarias respecto del proyecto de legalización del aborto e insistió en la idea de que el Estado debe acompañar a las mujeres de escasos recursos que decidan continuar con su embarazo.

En declaraciones radiales, el presidente afirmó: “No podemos dividirnos con este tema; eso es algo que no le sirve a nadie y no nos ayuda a resolver el problema. Con el proyecto de legalización no vamos a obligar a nadie a que aborte, pero vamos a acompañar a quienes decidan continuar con su embarazo”. En el mismo sentido, ratificó que también se contempla una iniciativa para brindar asistencia alimentaria y de salud a las mujeres de bajos recursos que deseen sostener un embarazo. “Hay muchas mujeres que abortan porque no cuentan con recursos; es lo que me dicen los curas villeros. Vamos a estar con ellas para que sus hijos puedan nacer sanos”, enfatizó.

Si la votación se realizara en el día de hoy, el proyecto no sería aprobado ya que no cuenta con los votos necesarios en la Cámara de Senadores de la Nación. Por otra parte, la Cámara de Diputados marca un escenario de paridad similar al de hace dos años, cuando a horas de la votación se definieron las posturas de algunos legisladores, que terminaron dividiendo el resultado en 131 afirmativos y 123 negativos, con una abstención y una ausencia.

Los 40 diputados y diputadas indecisos o que prefieren no expresar sus posturas son un número demasiado alto como para poder determinar hoy qué resultado arrojaría una votación del tema en la Cámara baja. Si bien desde los sectores que promueven el voto a favor del aborto legal y en contra del mismo cuentan con sondeos preliminares sobre la posición que adoptaría cada uno de los 257 diputados, el alto número de indefiniciones no permite anticipar el desenlace.

You cannot copy content of this page