Avances en la búsqueda de una cura para el cáncer: científicos descubren la causa de la metástasis 

 

Estaría asociada a una molécula responsable de la cicatrización de los tejidos. El avance podría significar una llave para prevenir a futuro la distribución del cáncer en el organismo.

(Nueva York, EE.UU). El científico catalán Joan Massagué (foto), quien preside el Instituto Sloan Kettering, de Nueva York, descubrió que la capacidad de las células cancerosas para hacer metástasis depende de que éstas son capaces de “hackear” el código de regeneración –es decir, de cicatrización– de las células normales.

Según un estudio publicado recientemente por la revista médica Cancer Nature, la ciencia habría dado un importante paso en favor de la humanidad, al descubrir el oncólogo español y su equipo el mecanismo de reproducción de las células metastásicas. La metástasis es la capacidad de las células cancerosas para trasladarse de un tejido a otro del organismo, formando tumores en distintos órganos a la vez.

El noventa por ciento de los casos de deceso por cáncer se deben a la proliferación de metástasis, pues una vez instalada ésta, la enfermedad se torna más agresiva e impredecible. Según descubrieron los investigadores, la clave para el desarrollo de esta condición viene dada por una molécula llamada L1CAM, que está presente en las células metastásicas y que sería responsable además de la cicatrización del tejido sano. Cuando alguna célula anómala se desprende del tumor en el cual se había originado y logra alcanzar el torrente sanguíneo o el líquido linfático, es pasible de ser transportada hacia zonas del cuerpo que necesiten generar tejido epitelial (tejido “nuevo”, y exterior que recubre a los órganos, tal sería el caso del que generan los intestinos luego de una colitis, o los pulmones luego de una neumonía), debido a la presencia de L1CAM, la molécula que actúa en el proceso de cicatrización. Una vez alojada en el tejido epitelial, la célula cancerosa se reproduce y comienza un nuevo ciclo, lo cual explica la dificultad para eliminar el cáncer una vez iniciada la metástasis. De esta manera, el tejido contaminante logra “hackear” el código de regeneración de tejidos, y utilizar el mecanismo de defensa del cuerpo para transportarse y proliferar. 

 

Si bien el desarrollo del cáncer una vez iniciado el proceso de metástasis resulta ser mortal en la inmensa mayoría de los pacientes, los médicos del Instituto advierten que apenas el 1% de las células que se desprenden de los tumores originales logran sobrevivir y arraigarse en tejido nuevo, por lo cual el porcentaje de casos que desarrollan metástasis es bajo en relación con la totalidad de la población de pacientes oncológicos. Además, se mostraron optimistas respecto de este nuevo avance en el conocimiento de los patrones de comportamiento del cáncer, que podría ser clave para prevenir la metástasis en un futuro próximo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page