Por iniciativa del Axel, la provincia prepara un centro para el control de la pandemia

Axel Kicillof inauguró un Centro de Tratamiento de Emergencia de la Pandemia, en la localidad de José C. Paz. Anunció la próxima inauguración de los hospitales que paró Vidal y llamó a la responsabilidad y solidaridad ciudadanas.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires Axel Kicillof inauguró este martes un CEPAN (Centro de Emergencia de Atención de la Pandemia), ubicado en la localidad bonaerense de José C. Paz. Del acto participaron el ministro de Salud de la Provincia Daniel Gollán y el intendente local, Mario Ishii. “Estamos aprendiendo de la experiencia en otras partes del mundo para dar respuesta a esto, que nadie sabe cómo va a seguir. Si hay recontagio; si no hay recontagio; hay muchas dudas. Pero nosotros lo que tenemos es el compromiso de no parar ni un minuto, desde el sistema público de Salud en coordinación con el sistema privado, para dar la respuesta más rápida a este problema”, dijo Kicillof.

“Estamos aquí en José C. Paz inaugurando un CEPAN, que es un Centro de Emergencia para el tratamiento de esta pandemia en específico. Con nuevas camas. A pesar de todo lo que pasó en la provincia de Buenos Aires, de toda la desinversión, nos pusimos a trabajar y hoy tenemos aquí la posibilidad de inaugurar junto con el intendente municipal Mario Ishii nuevas camas destinadas específicamente al tratamiento de pacientes de esta pandemia de coronavirus. Estamos trabajando con el ministro de Salud Daniel Gollán para evitar un crecimiento de casos que sea exponencial como está ocurriendo en España, como ocurrió en Italia o al comienzo pasó en China.”.

Con respecto a las medidas tomadas por el presidente Alberto Fernández, Kicillof declaró que “El gobierno nacional está tomando de manera muy decidida la iniciativa ante un problema que ha resultado ser muy dinámico. Y es dinámico el desarrollo de la pandemia, pero también lo son las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud para tratar de evitar que se expanda el contagio. Entonces hay medidas que toma el gobierno nacional. El gobierno provincial, también. Hemos declarado allí por el día 12 la emergencia sanitaria, que hoy ya parece muy lejana, con la apertura de las escuelas, pero sin clases, con las licencias, con las limitaciones a los lugares con mucho público. Ahora hemos añadido la medida del transporte, en este marco [en referencia al fin de semana largo]. Son medidas que se están tomando de manera coordinada. Es importante que no se tomen medidas de manera caótica. Creo que el gobierno hizo bien en convocar a un consejo de epidemiólogos y especialistas, entre quienes está la embajadora de la Organización Mundial de la Salud, que es quien nos aconseja acerca de las medidas que se tomaron en otros países que funcionaron; y también aquellas medidas que no funcionaron”, expresó el gobernador.

Además, hizo especial hincapié en la necesidad de reproducir conductas de responsabilidad ciudadana y manifestó que aquellos ciudadanos que violen las medidas de seguridad serán sancionados de acuerdo con la normativa vigente: “También es importante la prevención desde el plano de las conductas individuales, donde tenemos más puesta nuestra expectativa y nuestra necesidad de comunicar. Y en ese sentido los medios de comunicación tienen que ser muy responsables en no generar miedo, en no generar pánico, en no generar psicosis, pero sí en informar correctamente acerca de qué es lo que hay que hacer, qué es lo que no hay que hacer. Estamos dependiendo en gran medida de conductas individuales. Hemos visto conductas espantosas de parte de gente que violó la normativa acerca de la necesidad de guardar cuarentena. Hay que entender que esto no es un tema individual. No es un ‘sálvese quien pueda’. Nos vamos a hundir todos o a salvarnos todos”, advirtió Kicillof.

Finalmente, el gobernador se refirió a las licencias, aclarando que no se trata de vacaciones, sino que el objetivo es la paralización de la circulación del virus: “Es una licencia para evitar que se propague el virus. Lo ha dicho también el presidente, lo he dicho yo. Les estamos pidiendo a los argentinos y a las argentinas, a los y las bonaerenses que, en la medida de lo posible, que traten de mantenerse en sus hogares. Tampoco podemos parar definitivamente la actividad económica, pero tratamos de mantener un equilibrio entre las medidas de cuidado y la actividad. Nosotros esperamos que se actúe de manera responsable en lo individual, lo personal. Pero cuando no vemos responsabilidad ciudadana, tomamos las medidas correspondientes, tanto desde el gobierno nacional como desde el gobierno provincial. Pareciera que la gente entendió que la licencia era para ir a descansar. Pero lo que estamos pidiendo es que se queden responsablemente en sus hogares, que cuiden a los chicos que en este momento están sin clases y a los adultos mayores, que son una población muy de riesgo. Entonces nosotros desde el Estado estamos ampliando medidas, hemos comprado nuevos respiradores. Hay hospitales terminados y sin abrir en la provincia de Buenos Aires. Entonces estamos acelerando los ritmos para dar una respuesta en caso de desbordarse la situación por falta de normativa, por falta de conducta ciudadana o por falta de solidaridad. Más allá del virus, nosotros tenemos que lograr que se contagien más rápido la prudencia, la solidaridad y el cuidado. Se tienen que contagiar de uno a otro. La omnipotencia nos perjudica a todos. La pandemia la tenemos que cortar”.

You cannot copy content of this page