“Mi escritura, mi casa”, el programa de Kicillof para reconstruir el tejido social

Fue en un templo con vecinos y vecinas de Adrogué.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires Axel Kicillof participó este miércoles de la entrega de escrituras de domicilios a vecinos de Almirante Brown, que se realizó en el templo de la Iglesia Cristo para Todos, en Adrogué. En el marco del programa “Mi escritura, mi casa”, el funcionario afirmó: “en la gestión anterior había mucho para hacer en cuanto a la escrituración y no se hizo y nosotros decidimos convertirlo en un programa”. Del acto participaron también el Ministro de Justicia y Derechos Humanos bonaerense Julio Alak, el Intendente local Mariano Cascallares, el Intendente de Hurlingham Juan Zabaleta y la secretaria de Tierras del Municipio Rosana Riccieri.

“Mi escritura, mi casa” es un programa que prevé facilitar y agilizar los trámites de escrituración para los bonaerenses. Respecto del mismo, el gobernador expresó: “Tengo que agradecer a Julio (Alak) que vino a plantearme este programa. Me informó que en la gestión anterior había mucho para hacer en cuanto a la escrituración y no se hizo y nosotros decidimos convertirlo en un programa. Muchas veces los derechos no se pueden concretar por responsabilidad del propio Estado, que no los facilita”. Además, agregó: “no alcanza con tener una buena ley, un buen principio, hace falta motorizarlo y para eso está la gestión del Estado”. En ese sentido, criticó a la exgobernadora María Eugenia Vidal, de la Alianza Cambiemos, por haber aplazado la entrega de los dominios de los inmuebles.

En el marco de la presentación, el gobernador Kicillof recordó al presidente Néstor Kirchner quien “allá, por el 2003, decía: ‘Vengo a proponerles un sueño’. Muchas veces eso, que en el 2003 parecía un sueño, no era otra cosa que derechos postergados. No es ni más ni menos que tener los derechos que les corresponden”. Por su parte, el ministro Alak manifestó que “hoy cumplimos un derecho humano esencial”, y añadió: “Detrás de cada expediente hay una historia de lucha por tener la escritura de la casa para legarla a los hijos, tramitar un crédito o disfrutarla en paz”. En tanto, Cascallares subrayó: “Es un orgullo para nosotros cumplir con ese derecho a la casa que ya estaba en la Constitución de 1949”.

Finalmente, el Gobernador se dirigió a los acreedores del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires. “Cuando se habla de los bonistas, de los acreedores de la deuda externa, de los inversores, siempre se dice que le exigen a la Argentina seguridad jurídica, menos incertidumbre, que el país respete el derecho de propiedad para los grandes bancos, siempre para ellos hay seguridad jurídica. Pero, ¿cómo el Gobierno no va a poner primero y adelante los derechos de propiedad, la seguridad jurídica, la certidumbre de los vecinos y las vecinas de la Provincia de Buenos Aires?”, concluyó Kicillof.

You cannot copy content of this page