La provincia distribuye 3 mil millones de pesos para asistir a los municipios

El gobernador de la provincia de Buenos Aires Axel Kicillof firmó convenios con intendentes de La Plata y del Conurbano. Los fondos serán destinados a financiar servicios básicos de salud, bienestar social, educación y obras de infraestructura urgentes.

El gobierno bonaerense firmó este martes con municipios del Conurbano bonaerense -primera y tercera sección-, y de la octava sección -La Plata- convenios de asistencia financiera, mediante los cuales distribuirá 3 mil millones de pesos en las 135 comunas. Según se informó oficialmente, la primera sección -zona norte y oeste del Gran Buenos Aires- recibió un total de 991,7 millones de pesos, en tanto que la tercera -zona sur- recibió 789,8 millones y la octava -La Plata- 93,6 millones de pesos.

La modalidad de entrega es aportes no reintegrables y continuará a lo largo de la semana con la firma de los convenios con intendentes del interior. El miércoles se realizará la firma con los intendentes de la segunda, séptima y cuarta sección electoral y el día jueves con los jefes comunales de la quinta y sexta sección. La modalidad de distribución cambia respecto de la que se venía implementando. El mes pasado fueron mil millones que se repartieron a través de los Coeficientes Únicos de Distribución mediante aportes no reintegrables, y otros tres mil como créditos blandos.

Esta vez los intendentes no tienen que devolver el dinero. Fuentes del gobierno bonaerense explicaron que el reparto es mediante una combinación especial de Coeficiente Único e ingresos. Se trata de un “rescate” ante la fuerte disminución de ingresos que padecen las comunas a partir de la caída de la recaudación de tasas municipales, pero también de las transferencias de fondos nacionales y provinciales, que se derrumban con el parate de la actividad económica que impone el Aislamiento Social.

Ayer el gobierno adelantó que los datos oficiales del mes de abril marcaron una caída en las transferencias del orden de 4.500 millones, un 31,3 por ciento menos que en 2019, en términos reales, a partir de la distribución de 10.145 millones de pesos, la cifra más baja reportada en el año. Los intendentes deberán emplear esos fondos para financiar los “servicios básicos de salud, bienestar social, educación y obras de infraestructura urgentes de cada distrito, priorizando el impulso de actividades que promuevan empleo y el normal funcionamiento de los municipios”.

El gobernador Axel Kicillof detalló que la asistencia a los municipios se realiza a través de tres herramientas: “Un fondo salarial, un fondo de emergencia COVID, dirigido principalmente al conurbano que tiene el mayor peso de asistencia frente a la pandemia, y un fondo adicional por la utilización de las camas extrahospitalarias. Desde que empezó la pandemia llegamos a un acuerdo para tener la posibilidad de articular la ayuda financiera con el gobierno nacional, no solo para afrontar los gastos esenciales de la provincia, sino para garantizar las prestaciones básicas de los municipios”, explicó a los jefes comunales el mandatario.

También destacó que “el compromiso desde el primer día fue asistirlos para que puedan sustituir parte de los recursos perdidos con recursos provinciales, sabiendo que los municipios tienen que seguir funcionando, afrontando los gastos generales, el pago de salarios y los gastos adicionales vinculados a la pandemia”.

Por su parte, el ministro de Hacienda Pablo López destacó “el trabajo articulado que se está llevando adelante entre los tres niveles de gobierno, nacional, provincial y municipal para implementar políticas y medidas que nos permitan hacer frente a las mayores demandas generadas por este contexto. Este sentido, desde la provincia estamos asistiendo a los municipios de diferentes formas, en este caso a través de una ayuda financiera. Nosotros acompañamos en todo lo que podemos y esperamos poder seguir trabajando así para que podamos atravesar este momento lo mejor posible”.

You cannot copy content of this page