Kicillof reflotó la Ley de Promotores de Salud que había cajoneado Vidal

El proyecto había sido aprobado en la Legislatura, pero nunca se reglamentó. Prevé la implementación de los promotores de Salud, agentes civiles destinados a informar a la comunidad sobre cuestiones urgentes de salud pública y prevención de enfermedades.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires Axel Kicillof ordenó desempolvar la ley de Promotor Comunitario de Salud. La misma había sido impulsada por el diputado del peronismo, Gustavo Di Marzio, y fue promulgada en enero de 2017 (ley 14.882), pero la exgobernadora anuló los artículos que incorporaban progresivamente los más de dos mil promotores y cajoneó el proyecto.

El Promotor es un funcionario fundamental para trabajar en cada barrio en la prevención y el cuidado de la salud, en conjunto con los profesionales del área. Es parte del equipo de salud y trabaja en la problemática del barrio, dando respuestas a temas más amplios, pero vinculados al cuidado de las personas, como erradicar un basural, promover la obra pública para acercar el agua potable o comunicar el calendario de vacunación. La tarea del promotor es solidaria y relevante en la promoción de la salud, en el desarrollo de campañas de prevención en los barrios, asumiendo que la enfermedad es más compleja que una simple patología, extendiéndose al colectivo social.

La ley había creado la figura de “Promotor Comunitario en Salud” en el ámbito del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires como parte del equipo de Salud. Definía al Promotor Comunitario en Salud como una persona de la comunidad, designada con este cargo por la autoridad competente. Este funcionario se formaría para promover la participación y organización popular, fomentar acciones en relación a los determinantes sociales de la salud, adecuar los programas del sistema y generar nuevos proyectos que respondan a las necesidades de la población.

La ley definía cuatro puntos clave como objetivos:
A) Fortalecer la estrategia de Atención Primaria de la Salud mediante la incorporación de agentes públicos, capacitados para tal fin, en el Sistema Sanitario Provincial.
B) Mejorar el Sistema de Salud a través del desarrollo de mecanismos de participación comunitaria de acuerdo con las necesidades de Salud de la población.
C) Fomentar a partir de los “Promotores Comunitarios en Salud” la inclusión de las características culturales de las poblaciones, en la planificación y ejecución de proyectos, programas sanitarios, en los procesos de comunicación y acceso a la información en materia de prevención y promoción de la salud.
D) Promover la participación de los “Promotores Comunitarios en Salud” en acciones locales, provinciales, nacionales e internacionales que se relacionen con el desarrollo local y políticas saludables.

En los fundamentos de la ley se hace hincapié en que la educación popular, la participación y la acción comunitaria son necesarias para la promoción de la salud y en este sentido, se debe realizar una alfabetización sanitaria de la población. Informando, sensibilizando, motivando y educando acerca de los factores de riesgo y de las posibilidades de mejorar la calidad de vida. De allí que es fundamental el rol de promotor comunitario de salud, quien por su condición y pertenencia a la comunidad puede incorporar a las prácticas una mirada más integral y facilitar la articulación con otras áreas del Estado. Su tarea haría visible la demanda global de las personas, por sobre la fragmentación sectorial. El Ministerio de Salud a cargo de Daniel Gollán ya comenzó a trabajar en lo que será un programa de formación del promotor sanitario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page