Kicillof, preocupado por el deterioro de las escuelas, propone plan conjunto para acondicionar los edificios

El gobernador convocó a los intendentes para asignar tareas de colaboración para acondicionar las escuelas antes del inicio de las clases.

El gobierno de la provincia de Buenos Aires convocará a los intendentes a una reunión cuyo propósito será el de programar una estrategia conjunta con el fin de mejorar el estado de la infraestructura de las escuelas públicas antes del inicio de clases. Será la próxima semana con fecha y horarios exactos a definir, en la localidad de Merlo.

El gobernador se mostró preocupado por la situación de desidia que se encontró en cada un de las áreas del Estado cuando asumió su mandato, fruto del desmanejo del presupuesto por parte de la gestión de María Eugenia Vidal, de la Alianza Cambiemos. En materia educativa, los principales motivos de alarma son el abandono de los edificios y el retraso salarial de los gremios dedicados a la actividad. Según un relevamiento dado a conocer por el Sindicato Único de Trabajadores de la Educación de la provincia de Buenos Aires (SUTEBA), casi la mitad de las 10.600 escuelas tienen problemas edilicios en el distrito más poblado del país. El 49,8 por ciento tiene “necesidades generales de mantenimiento”, el 35 por ciento tiene problemas en los techos, como filtraciones y roturas; el 19,3 tiene problemas sanitarios; al 21,4 le faltan aulas o edificios; el 12,3 tiene problemas eléctricos; el 6,6 por ciento muestra obras paradas; el 12,3 por ciento tiene faltante de gas y el 52 por ciento necesita mobiliario. Sin embargo, el foco está puesto en 858 establecimientos de 61 distritos cuya situación es la más crítica. La Plata, Berazategui y Quilmes son los municipios que demandan más obras. Se prevé la conjugación del Programa “Escuelas a la obra” con recursos provenientes de la Ley de Emergencia; y se espera contar con la colaboración de los jefes comunales, para resolverlo cuanto antes. La fecha límite es el próximo 2 de marzo, cuando alrededor de dos millones y medio de alumnos deberán regresar a las aulas.

Por otra parte, el exministro de Economía de la Nación mostró su voluntad de reparar el daño en el poder adquisitivo de los salarios docentes cuando se reunió el pasado 26 de diciembre con los dirigentes sindicales. Desde entonces,  la ministra de Trabajo, Mara Ruiz Malec, mantiene periódicamente reuniones con los gremios, y se espera alcanzar un acuerdo antes del inicio del ciclo lectivo. Los maestros arrastran un veinticinco por ciento de caída del salario real. Se augura que dentro de los próximos treinta días hábiles se haya delineado un esquema salarial paliativo de la situación de retraso que dejó la gestión de Vidal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page