El gobierno de Kicillof dictó conciliación obligatoria y Techint deberá reincorporar a 30 despedidos

La decisión se tomó ayer tras la audiencia de la que participaron la UOM y la empresa de Paolo Rocca, bajo el arbitrio de la ministra de trabajo Mara Ruíz Malec. Regirá por 15 días y en ese plazo la empresa deberá retrotraer los despidos.

Horas después de que una Resolución firmada por la ministra de Trabajo de la provincia de Buenos Aires Mara Ruíz Malec considerara una infracción grave del Pacto Federal del Trabajo los despidos y suspensiones que se dispongan en el distrito, y, por lo tanto, se agravaran las sanciones, hubo un encuentro cara a cara por las cesantías en Techint.

En una audiencia citada por la cartera laboral provincial, la Unión Obrera Metalúrgica y referentes de Techint discutieron por la cesantía de 30 operarios de una contratista exclusiva de la fábrica de tubos sin costura Tenaris-Siderca, de Campana. El ajuste, a cargo de la empresa Ferrúa, una proveedora de chatarra, fue denunciado por la seccional Campana, que lidera Abel Furlán y fue tomada como un desafío a la vigente prohibición de despidos.

Los metalúrgicos temen que el ajuste se profundice y sean en total 600 los puestos de trabajo destruidos por Tenaris Siderca. Según se pudo conocer a través de fuentes cercanas al ministerio, sin acuerdo de partes la cartera laboral dictó conciliación obligatoria por el lapso de 15 días hábiles. La medida implica, en la práctica, que se retrotraiga el conflicto a foja cero, por lo que la empresa deberá reincorporar a los despedidos a más tardar el próximo lunes. Las partes fueron notificadas anoche, por lo que se espera que en las próximas horas los operarios puedan regresar a sus puestos de trabajo.

You cannot copy content of this page