Berni volvió a aparecer de sorpresa en Zárate y no lo atendieron: “Es una vergüenza”

Sergio Berni volvió a aparecer para controlar el funcionamiento de las fuerzas policiales. Esta vez apuntó contra el intendente, luego de que se diera un robo y la policía tardara en llegar. “Es una vergüenza”, disparó. El ministro se fue sin respuestas.

Otra vez, el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires Sergio Berni se hizo presente para controlar a las fuerzas de seguridad a su cargo y también –en este caso– para intentar hablar con las autoridades luego de que se registrara un robo en Zárate. “Hace quince minutos que estamos esperando que nos atiendan en el Centro de Monitoreo. A una señora le quisieron robar, la tiraron al piso, le partieron la cabeza. La ambulancia tardó 40 minutos en llegar y la tuvimos que auxiliar nosotros”, explicó el ministro, que esperó una respuesta oficial, pero finalmente se retiró del lugar ante la ausencia de algún funcionario.

No es la primera vez que el exsenador bonaerense se hace cargo él mismo de alguna denuncia y aparece de imprevisto en alguna comisaría bonaerense para controlar el funcionamiento de la policía. Pero, particularmente, es la segunda oportunidad que lo hace en Zárate, luego de que el pasado 14 de mayo se hiciera presente en la Comisaría 2da de Lima, en donde el ministro encontró un desmadre.

Después del episodio, el ministro lanzó duras acusaciones al intendente de Zárate, Osvaldo Cáffaro: “En Zárate si no es un negocio inmobiliario, no parece importar. Al intendente no parece importarle ni la salud, ni la educación ni la seguridad. Es una vergüenza”.

Por otra parte, aseguran que el intendente de Zárate sigue enfrentando al ministro y a las autoridades provinciales en el marco de las medidas contra la pandemia del Covid-19: Cáffaro cerró acceso a la ciudad cuando la provincia se oponía. En cuanto al uso de barbijos, el municipio lo descartó cuando desde Gobernación todavía no emitían alguna recomendación y también hubo cruces respecto a la situación de los geriátricos: el municipio sacó una normativa propia pese a que desde el gobierno bonaerense habían mandado un proyecto de ley para ordenar ese servicio.

Con el rostro cubierto por un barbijo, que en el distrito son obligatorios desde el comienzo de la pandemia, y presentándose como “un vecino del barrio”, el ministro de Seguridad, Sergio Berni, se presentó el pasado 14 de mayo en la Comisaría 2da de Lima, partido de Zárate. Se trata del lugar de residencia del exsenador provincial, una ciudad de más de 10 mil habitantes, distante a 20 kilómetros de la cabecera del distrito. Lo que se encontró el ministro fue un verdadero desmanejo de la comisaría. La titular, Haydee Vallejos, no se encontraba en su lugar de trabajo, y el Jefe de Turno, de apellido Sánchez, había salido.

You cannot copy content of this page