Berni en Villa Azul: “Esto es el Titanic: tenemos el iceberg en frente, debemos decidir si chocamos de frente o de costado”

El ministro Sergio Berni explicó en qué consiste el operativo que se lleva adelante en ese barrio. “Los médicos no tratamos enfermedades; tratamos pacientes. De acuerdo a las características de cada paciente es el tratamiento que se le da”, subrayó.

El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires Sergio Berni habló desde su autoridad como médico acerca del operativo en fase 1 de aislamiento social en el barrio Villa Azul de Quilmes. “Yo les puedo asegurar que esto es peor que una explosión nuclear. Uno puede medir en tiempo real la radiactividad nuclear. Nosotros estamos catorce días atrasados, porque lo que estamos viendo hoy es el resultado de lo que pasó hace catorce días. Nosotros, los médicos, no tratamos enfermedades; tratamos pacientes. De acuerdo a las características de cada paciente es el tratamiento que se le da. Este barrio, en estas condiciones, en este momento de la pandemia, los infectólogos entendieron que había que aplicar este tratamiento. ¿Esto quiere decir que este sistema se va a replicar en todos lados? No. En cada lugar existe un tratamiento distinto de acuerdo a la idiosincrasia, a la tipología del barrio”, explicó el ministro.

En esa línea, dio detalles de las características particulares de ese asentamiento, que está urbanizado en la zona que corresponde al municipio de Avellaneda pero no en la parte que le toca a Quilmes: “Yo les puedo asegurar que acá hay pasillos que tienen setenta centímetros de ancho. Si decimos que la distancia social es de un metro y medio es inevitable que dos personas cuando se cruzan en el pasillo no puedan respetar la distancia social. Entonces tratémonos de ayudar entre todos. Tratemos de entender la situación, no generemos conflicto. A esta gente hay que entenderla, hay que abrazarla, hay que comprenderla, hay que acompañarla. Esto no es un leprosario. Son pacientes que están enfermos, que se van a curar y que mañana le puede tocar a cualquiera de nosotros. Entonces hay que ser solidarios”.

Por otra parte, el ministro expresó la gravedad del asunto a través de una comparación pero exhortó a sostener la solidaridad y no generar animosidades entre la población: “La solidaridad va a ser la única herramienta que nos va a permitir transitar esta pandemia con el menor daño posible. Esto es como el Titanic: nosotros tenemos el iceberg en frente, tenemos que decidir si chocamos de frente, si chocamos de costado, si chocamos de atrás. El choque es inevitable, la pandemia está, estamos ante la puerta de un gran problema, y si empezamos a generar conflictos, si vamos a poner en duda los tratamientos científicos de aquellos que han estudiado toda su vida, ponemos en peligro no solo a la sociedad, sino el futuro del país.”

Cuando fue consultado acerca de si el cierre de un barrio se podría repetir en otras zonas populares en caso de surgir un nuevo foco de contagios, Berni dijo: “No solamente en los barrios populares. El barrio popular lo que tiene es la problemática de la superpoblación y el hacinamiento. Pero de la dispersión del virus, no hay ningún barrio, desde Las Lomas de San Isidro hasta cualquier barrio popular, que esté exento. En la medida en que las situaciones materiales permitan un mayor aislamiento, que es la única herramienta que tenemos para no contagiarnos, menos posibilidades habrá. Por eso, a veces preguntan qué va a pasar en los countries, pero allí tienen espacios cerrados, tienen espacio para llevar adelante una cuarentena”.

Respecto de las críticas a la medida drástica que significó el aislamiento total del barrio, el ministro expresó que “Cuando se toma una determinación, hay que entender por qué se toma y no confrontar por el confrontar mismo. Para confrontar hay que hacerlo científicamente en un comité de científicos, que para eso están los ateneos médicos”.

Finalmente, el médico y exmilitar se despegó de las declaraciones mediáticas altisonantes que buscan la condena social y el enfrentamiento arengando la estigmatización de los llamados “anticuarentena”: “Hay que entender la situación de la gente. Esto es un esfuerzo que estamos haciendo todos los argentinos, es un esfuerzo físico, es un esfuerzo económico, es un esfuerzo mental. Hay que entender a las familias que están encerradas con sus chicos adentro. Todo lo entendemos. Pero también hay que entender que nos cayó una bomba que nadie la esperaba y estamos haciendo todo lo humanamente posible para que el daño sea de la menor magnitud posible, aún a costa de arriesgar la vida de ustedes (dirigiéndose a los periodistas) y la nuestra”, en referencia a funcionarios y trabajadores de la salud, voluntarios, personal de las fuerzas de seguridad y demás recurso humano que está llevando a cabo el operativo.

You cannot copy content of this page