Axel en la Legislatura: “La política de inclusión social es la mejor política de industrialización”

Axel Kicillof inauguró las sesiones ordinarias de la Legislatura con un discurso en el que describió la situación de la provincia y enfatizó la necesidad de motorizar el consumo para traccionar a la economía. “El derrame es de abajo hacia arriba”, dijo.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires Axel Kicillof emitió esta tarde de lunes su discurso de apertura de las sesiones ordinarias de la Legislatura provincial, en el que hizo hincapié en la política como herramienta para “poner en marcha a la provincia de Buenos Aires” después del abandono en que quedó sumida tras la gestión de María Eugenia Vidal/Cambiemos. “No es que no había nada para hacer. Había que hacerlo”, dijo, y enfatizó: “la provincia no solo es viable: es potente, es poderosa y es grandiosa. A la provincia no la van a dividir, a la provincia no la van a separar, a la provincia no la van a amputar.”

El discurso inició con una fuerte declaración de principios, parafraseando a Juan Perón: “más importante hoy que esta apertura de sesiones es celebrar que después de mucho tiempo se iniciaron las clases en toda la provincia de Buenos Aires, donde los únicos privilegiados son los niños y las niñas. Puedo decir que en estos 82 días estamos poniendo en marcha la provincia de Buenos Aires, empezamos a hacer la diferencia”, remarcó el gobernador, quien aseguró que al asumir el gobierno encontró una “situación de abandono”. “Esto no es chicana ni revancha, sino que se trató de un gobierno (el de Vidal) que en el último tiempo ni siquiera venía a la capital de la provincia”, enfatizó. En ese mismo sentido, declaró que “este es el compromiso de este gobierno. Este gobierno va a gobernar desde La Plata, que es la capital de esta provincia”.

Sostuvo que ese mismo abandono lo evidencia el edificio de la Casa de Gobierno bonaerense, en cuya residencia viven el mandatario, su esposa y los dos hijos de ambos. “La propuesta que tengo para los y las dirigentes de la provincia de Buenos Aires es empezar a reparar ese estado de abandono, recuperar lo que se ha perdido, trabajar inmediatamente para revertir esa situación, que no se la merecen los y las bonaerenses”. Kicillof planteó que durante lo que va de su gestión apuntó a revertir los “pavorosos índices sociales”, que revelan que hay “6.675.000 bonaerenses bajo la línea de pobreza, lo que representa el 38,4% de la población y los más afectados son los niños, niñas y adolescentes. No podemos dejar de pensar ni un minuto en eso. Fue una política económica consistente permanente durante los 4 años: salarios bajos, tasas altas, apertura de importaciones, desregulación de mercados y ajuste monetario y fiscal”, sostuvo.“¿Quieren que les defina ‘usura’? Usura es lo que venía sucediendo en la Argentina con esas tasas de interés”, planteó Kicillof. Detalló que el presupuesto en salud en los 4 años de Cambiemos “cayó un 16%, un 22% en cultura y educación y un 28% el presupuesto de seguridad. Estamos trabajando para revertir una situación muy grave y políticas que impactaron en el propio Estado”, afirmó. Y si bien reconoció que “hay hechos estructurales que no se pueden atribuir al gobierno saliente”, la gestión Vidal “no ha mejorado nada, los ha agudizado”.

Kicillof detalló las medidas adoptadas en los primeros 82 días de gobierno que apuntaron, según dijo, a resolver situaciones de emergencia dejadas por el gobierno anterior, como la interrupción de la provisión de alimentos y medicamentos para los presos bonaerenses y la suspensión del aumento a la tarifa de luz que debía regir a partir del 1 de enero último. “No sólo frenamos el aumento, sino que establecimos una revisión integral de esos cuadros y acuerdos que se hicieron y queremos ver si se cumplieron las inversiones previstas y las ganancias que tuvo el sector, ya que las tarifas tienen que ser justas y razonables, no pueden beneficiar a un sector a costilla de los que trabajan, de los que producen”, enfatizó. Kicillof aseguró que en el gobierno de Vidal “hubo una política de interrumpir pagos” y destacó que “aún hoy estamos lidiando con proveedores que querían interrumpir servicios”.

En su discurso aludió a la deuda provincial y en ese sentido remarcó que el gobierno anterior “cambió la composición de la deuda. Antes, el 57% de ella era en dólares y hoy es el 83%; se dolarizó la deuda y los bonistas internacionales pasaron de representar el 28% a ser el 68%”, se lamentó. “El problema es que hoy tenemos una deuda insostenible en la provincia y en la Nación, que la deuda, como la dejaron, es impagable. Y hay que buscarle una solución que no ponga en cuestión las condiciones de vida de los y las bonaerenses, que no ponga en riesgo el aparato productivo de la provincia de Buenos Aires”, aseguró. El gobernador sostuvo que defenderá “al 99% de las y los bonaerenses, que son los que están con dificultades”, y remarcó que las medidas que se tomen serán para “privilegiar siempre a los que menos tienen”.

Aseguró que para su gobierno “la mejor política de inclusión social es la que crea trabajo” y que “el derrame va de abajo para arriba. De abajo para arriba. La política de inclusión social es la mejor política de industrialización para la Argentina”. También destacó que su gestión volvió a tener como prioridad la educación y la puesta en marcha de un programa de reparación de escuelas. En ese punto, se refirió a los docentes: “Para nosotros la educación pública es una absoluta prioridad y todo este poder adquisitivo que perdieron en este tiempo, lo van a recuperar. Y lo que hemos hecho es ponernos a trabajar. ‘Primera prioridad: la educación’. No era simplemente una consigna, es una realidad”, puntualizó.

También aseguró que es prioridad la salud, con el abastecimiento de vacunas y stock de medicamentos y se refirió al rol de las pequeñas y medianas empresas, a las que se brindó ayuda con el programa “Arriba PyMEs”. “Para levantar a la provincia hay que levantar a las PyMEs. Y lo vamos a hacer, con ‘Arriba PyMEs’ lo estamos haciendo. Se podía hacer. Había que ponerse a trabajar. Un ‘shock de gestión’, con todas las dificultades que hay”, afirmó. En la misma línea, destacó las cifras récord en turismo en la zona de la costa atlántica y remarcó: “¿Por qué anduvo bien la temporada turística? Porque se tomaron medidas del gobierno nacional, medidas del gobierno provincial para que esto fuera así, para revertir la tendencia. No es que no había nada para hacer. Había que hacerlo”.

En el tramo final de su discurso, destacó al año 2020 como año del Bicentenario de la provincia, al cumplirse los doscientos años de la caída del Directorio y la firma del Tratado del Pilar. También recordó a la figura de Manuel Belgrano, que había sido resaltada en el día de ayer por el presidente de la Nación, en el Congreso. En ese sentido, el gobernador destacó: “Yo soy de los que queremos a nuestros próceres en nuestros billetes, en nuestras aulas, en todos lados. De nuestra historia se aprende y este es el año del bicentenario de nuestra provincia. Tenemos que recuperar el orgullo de ser bonaerenses, tenemos que ponerlo arriba de todo. Hay quienes dicen que la provincia es inviable. Quiero decirles que la provincia no solo es viable: es potente, es poderosa y es grandiosa. A la provincia no la van a dividir, a la provincia no la van a separar, a la provincia no la van a amputar.”

Finalmente, en el cierre, afirmó que la provincia no necesita de especialistas en gestión privados, ni consultores ni asesores pagos para recuperarse de la crisis. “Alcanza con la capacidad de los trabajadores de la provincia para poner a funcionar de nuevo al Estado de la provincia. Comenzamos a reparar lo que está roto, comenzamos a recuperar lo que está perdido. La invitación era a poner a esta provincia en marcha. El gobierno ya está en marcha. Ahora necesitamos que eso que hicimos en principio embrionariamente funcione durante cuatro años, para que la provincia de Buenos Aires, en su segundo centenario, vuelva a ser el gran orgullo de los y las bonaerenses y los y las argentinos”, concluyó Kicillof.

You cannot copy content of this page