Putin pagará 8 mil euros por cada niño que nazca en Rusia

La Duma de Rusia aprobó este jueves pagar por ley “cheques bebé” de unos 600.000 rublos (8.672 euros), en un intento por paliar el crecimiento vegetativo negativo, una cuestión que el presidente Vladimir Putin ha calificado de “preocupante”.

En el contexto de sociedades industriales cada vez más envejecidas, el presidente de la Federación Rusa Vladimir Putin envió un proyecto de ley de “Cheques bebé”, que fue aprobado ayer en Rusia para pagar hasta 600.000 rublos (8.672 euros) a cada familia que tenga un hijo, como forma de enfrentar el descenso de la natalidad que sufre el país, problema demográfico que se arrastra desde los tiempos de la URSS y que el presidente viene considerando como “preocupante”.

“Esta es una de las iniciativas más importantes en el marco de la implementación de la agenda del presidente. El jefe de Estado ha establecido la tarea de que estos cambios sean retroactivos y afecten a las familias en las que los niños nacieron a partir del 1º de enero de 2020”, ha manifestado el presidente de la Cámara Baja del Parlamento, Viacheslav Volodin. La nueva legislación prevé dar a aquellas familias o madres solteras que tengan su primer hijo a partir de este año un “cheque bebé” de 466.000 rublos (6732 euros), una cuantía 10 veces superior al salario medio percibido por la población del país, tal y como ha señalado el Servicio Estatal de Estadística. Para el nacimiento de un segundo hijo el Estado dará ayudas de 616.000 rublos (8901 euros). Con una tasa de fertilidad de menos de dos nacimientos por mujer, Rusia se enfrenta a un problema de natalidad para mantener una población de 147 millones de personas. Rusia, geográficamente el país más grande del mundo, es el noveno con mayor población, por detrás de Bangladesh. Sin embargo, en las últimas décadas el país ha disminuido su crecimiento vegetativo, por lo que Putin ha asegurado que la baja tasa supone una “amenaza directa” para el futuro del país.

Por su parte, la Argentina, siendo el octavo país en superficie, apenas tiene una población de alrededor de 45 millones de habitantes y una tasa de natalidad de 2,2 hijos por mujer. Es decir, al borde del estancamiento. La densidad demográfica también es muy baja, de solo catorce habitantes por kilómetro cuadrado y concentrada mayoritariamente alrededor de los principales centros urbanos, sobre todo, en el Área Metropolitana de la Ciudad de Buenos Aires. Por eso, iniciativas de otros países, como Rusia, para estimular el crecimiento de la población resultan interesantes de implementar en un país como Argentina, con el propósito de estimular la industria y la defensa del territorio.

You cannot copy content of this page