Más de cuarenta muertos y ocho mil enfermos de coronavirus en Nueva York

En Estados Unidos, los gobernadores de Nueva York y Connecticut piden a sus ciudadanos que permanezcan en sus hogares. Sin embargo, ninguno se plantea establecer una cuarentena obligatoria, lo que iría en contradicción con las leyes del país.

El estado de Nueva York, en los Estados Unidos de Norteamérica, registra alrededor de ocho mil casos de coronavirus COVID-19, con datos que se actualizan de manera preocupante. Este viernes, a primera hora se registraban 29 fallecimientos, mientras que horas después ya se habían oficializado 43 muertes. El gobernador Andrew Cuomo, por su parte, declaró aconsejable que se sostengan solo las industrias esenciales y que los trabajadores permanezcan en sus hogares: “Esta es la medida más drástica que podemos tomar”, afirmó. Es que, de acuerdo con la Constitución de los Estados Unidos, el poder ejecutivo no posee la facultad de decretar que los ciudadanos dejen de circular libremente, por lo que debe limitarse a aconsejar conductas a la población. Mientras tanto, el virus avanza.

“Estamos cerrando la válvula”, dijo el mandatario, en relación con el flujo de contingentes humanos que a diario transitan por la megalópolis. Sin embargo, de acuerdo con el número de casos conocidos y la laxitud de las medidas, las acciones parecen insuficientes; en los Estados Unidos el virus se está diseminando de manera rápida y sin pausa. El estado de Nueva York, que concentra el seis por ciento de la población total del país del norte, concentra en estos momentos la mitad de los casos de COVID-19.

Las medidas propuestas por Cuomo sugieren a los ciudadanos que se mantengan en sus hogares, excepto para hacer las compras o salir a hacer actividad física al aire libre. Consideran como población de riesgo a los mayores de 70 años y mantienen abiertos los locales los restaurantes y las carreteras, las empresas de construcción o los lavaderos, además de las tiendas esenciales como los almacenes de compras de alimentos, las farmacias y las ferreterías.

You cannot copy content of this page