Maduro refuerza la ayuda económica y se prepara para repatriar venezolanos varados en EEUU

Nicolás Maduro anunció medidas económicas para proteger a la población de los efectos que podría generar la cuarentena nacional para prevenir la propagación del COVID-19. A la vez, se prepara para el rescate de ciudadanos varados en Estados Unidos.

“Establezco la supresión inmediata a nivel nacional del pago de alquileres de comercios y vivienda principal por seis meses, nosotros vamos a buscar la forma de compensar a quienes arriendan”, expresó el jefe de Estado en el marco de la primera semana de cuarentena en la capital venezolana para evitar la propagación del COVID-19. El jefe de Estado indicó que publicará un decreto que incluirá también la ratificación de la inamovilidad laboral hasta el 31 de diciembre y un plan especial de pago de nóminas de la pequeña y mediana empresa por seis meses. Asimismo, apuntó que su gobierno garantizará la distribución de alimentos subsidiados a través del programa denominado Comité Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).

Pese a que le han recomendado suspender por completo el funcionamiento del Metro de Caracas, Maduro indicó que por ahora seguirá activo, solo para trabajadores de los sectores esenciales. En otro orden, Maduro aseguró que se cuenta con suficientes pruebas para detección del nuevo coronavirus por el apoyo de Rusia y China. “Gracias a la colaboración del República Popular China, a la colaboración de Rusia, Venezuela se está proveyendo de suficientes muestras para las pruebas diagnósticas, yo he puesto una meta, llegar a dos millones de pruebas en suelo venezolano, la próxima semana”, expresó.

El jefe de Estado además indicó que cuentan con 24 medicinas, en suficiente cantidad, para atender todos los casos que se presenten en esta etapa del desarrollo del coronavirus en Venezuela. Maduro manifestó que médicos venezolanos, conjuntamente con científicos de otros países, trabajan en la creación de tratamientos contra el COVID-19: “Los científicos y los médicos venezolanos en coordinación con los científicos de China, de Cuba, de la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud, con la mayor amplitud científica hemos estado estudiando tratamientos para las personas que tengan el coronavirus, que estén sintomáticas o asintomáticas y sobre eso se ha avanzado bastante”, expuso el mandatario del hermano país.

El presidente señaló que hay un conjunto de pruebas que se están haciendo con una medicina del tratamiento de la malaria, llamada Cloroquina, que se ha utilizado en varios países y que se está tomando como una base para el tratamiento clínico de personas contagiadas con el coronavirus. El gobierno venezolano relevó 77 casos de personas contagiadas por coronavirus en esta nación sudamericana.

Además, el presidente ordenó radicalizar la medida de cuarentena y el uso obligatorio de barbijos, para evitar la propagación del coronavirus. Durante la cuarentena está suspendido el tránsito de un estado a otro y solo pueden circular trabajadores de la salud, alimentación, transporte, funcionarios de seguridad y servicios públicos. Entre otras medidas que ha impuesto el gobierno para evitar la propagación de coronavirus, destacan: la suspensión de vuelos de Colombia, Europa, Panamá y República Dominicana, suspensión de actividades escolares y laborales, así como actos públicos masivos y los restaurantes solo podrán vender comida para llevar.

El presidente venezolano advirtió que desde Estados Unidos se planifica un golpe de Estado en Venezuela en medio de la situación que atraviesa el país por la llegada del nuevo coronavirus. “En medio de esta pandemia se lo tengo que decir al mundo, porque tengo que alertar con la verdad, tengo la responsabilidad como presidente desde Estados Unidos se ha activado un plan loco, para tratar desarrollar en Venezuela un proceso de desestabilización en esta etapa y de violencia y golpe de Estado”, dijo Maduro. El mandatario responsabilizó de los llamados a golpe a medios de comunicación estadounidenses y a políticos venezolanos que se encuentran fuera del país. “Lo escriben en The Washington Post, en el Miami Herald, sale Antonio Ledezma (político opositor prófugo de la justicia venezolana) desde su mansión a llamar a un golpe de Estado violento cruento en el país, no tienen paz con la miseria”, expuso. Maduro llamó a la Fuerza Armada de su país a mantener la guardia en alto, y a estar preparada para garantizar la paz. Además, Maduro también condenó que EEUU amenace a laboratorios internacionales para que no le vendan medicamentos y las pruebas para la detección del COVID-19.

El presidente de Venezuela anunció que enviará un avión de la empresa estatal Conviasa a Estados Unidos a buscar a 200 venezolanos que se encuentran varados en esa nación, debido a la suspensión de vuelos internacionales para evitar la propagación del coronavirus. “Le he dado la instrucción al canciller de la república (Jorge Arreaza) que prepare un avión de Conviasa, pida los permisos y vaya inmediatamente a buscar a estos 200 venezolanos que están en Estados Unidos varados de inmediato y le digo al gobierno de Estados Unidos, no puede impedir por razones humanitarias vayamos”, señaló.

Maduro exigió al gobierno de EEUU levantar las sanciones con una licencia que dure al menos 48 horas, en medio de la crisis humanitaria mundial por el COVID-19. “Gobierno de Estados Unidos no puede ser tan obtuso de mantener sanciones en medio de una crisis mundial, de una verdadera crisis humanitaria mundial, y los aviones de Conviasa están listos para viajar a cualquier lugar del mundo donde haya que buscar venezolanos”, sostuvo. El presidente recordó que EEUU sancionó a la aerolínea estatal por petición del opositor Juan Guaidó. El 7 de febrero, el Departamento del Tesoro de EEUU sancionó a Conviasa y 40 de sus aviones. De acuerdo al secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, el Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, depende en gran medida de la aerolínea para viajar al extranjero.

You cannot copy content of this page