Francisco y Lula, unidos en busca de “un mundo más justo y fraterno”

Ambos referentes se reunieron en el Vaticano tras la invitación que el Papa le había hecho al dos veces presidente de Brasil por intermedio de Alberto Fernández.

El papa Francisco y el dos veces mandatario de Brasil Luiz Inácio “Lula” da Silva se reunieron este jueves en el Vaticano y mantuvieron una charla privada tras la que declararon su búsqueda común de “un mundo más justo y fraterno”, con énfasis en la lucha contra las desigualdades y la cuestión ambiental. Según trascendió, el encuentro se realizó tras la intermediación del presidente Alberto Fernández.

El Sumo Pontífice recibió al líder de la oposición brasileña y dos veces expresidente del Brasil en la residencia Santa Marta. Ambos estuvieron reunidos por alrededor de una hora y según lo declaró el propio Lula, el temario de la charla fue variado, aunque el énfasis estuvo en diferentes modos de abordar la búsqueda de “un mundo más justo y fraterno”.

En declaraciones con la prensa italiana, el exmandatario afirmó: “Mi venida tuvo como objetivo discutir con el papa Francisco la cuestión de las desigualdades y de su lucha por una nueva política ambiental. Todo el mundo sabe que el mundo se está volviendo más desigual y que muchas de las conquistas del siglo XX están siendo robadas por las ganancias de intereses empresariales; la economía mundial está financiarizada”. Además, explicó que “Cuando Francisco toma la actitud de convocar a un encuentro en Asís para discutir las desigualdades con miles de jóvenes, una nueva economía mundial, la veo como una decisión alentadora del Papa. Eso debe servir de ejemplo para los partidos políticos del mundo entero”.

En otro sentido, Da Silva expresó: “La segunda cosa es la convocatoria ambiental. Uno de los principales animales en extinción es el ser humano, y sobre todo el pobre; si todos los seres humanos tuvieran las agallas del Papa, se podrían encontrar soluciones más fáciles”, aseveró.

Esta fue la segunda reunión de Francisco como papa con un mandatario brasileño, pues en febrero de 2014 había recibido a Dilma Rousseff. Nunca se encontró con Michel Temer, que ocupó el poder entre agosto de 2016 y el 31 de diciembre de 2018 y aún no se reunió con el actual presidente Jair Bolsonaro.

En agosto de 2018, durante una reunión en Casa Santa Marta con el actualmente presidente Fernández, el excanciller brasileño Celso Amorim y el senador chileno Carlos Ominami, Bergoglio le había enviado un mensaje de puño y letra a Lula, entonces encarcelado: “A Luiz Inácio Lula da Silva con mi bendición y pidiéndole que rece por mí”. En junio de ese año, el pontífice le envió al líder brasileño un rosario bendecido a través del dirigente social Juan Grabois. La reunión de hoy tuvo lugar luego de una gestión de Fernández durante su encuentro con el Papa el pasado 31 de enero, según explicó a la prensa el mandatario argentino.

You cannot copy content of this page