Evo proscrito en Bolivia

El gobierno golpista de Jeanine Áñez inhabilitó al presidente constitucional de Bolivia para presentarse como candidato a senador apelando al hecho de que el mandatario no reside en el país, del que debió exiliarse tras el golpe del pasado noviembre.

Luego de que un golpe cívico-militar-policial lo derrocara y debiera refugiarse primero en México y luego en Argentina, el presidente constitucional de Bolivia fue proscrito en las elecciones que tendrán lugar el próximo 3 de mayo. El presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia, Salvador Romero, informó que Evo Morales no podrá participar en las elecciones generales de 2020, que fueron convocadas por el gobierno de facto encabezado por Jeanine Áñez.

Durante una rueda de prensa, el funcionario comunicó que las candidaturas de Evo Morales al Senado por Cochabamba y del excanciller Diego Pary, como candidato a primer senador por Potosí, fueron inhabilitadas. “Por no cumplir con el requisito de la residencia permanente (el TSE) dispuso la inhabilitación de las candidaturas al Senado de Mario Cossío, por Tarija, Evo Morales, por Cochabamba y Diego Pary, por Potosí”, anunció Salvador Romero. Otra impugnación cayó sobre Jasmine Barrientos, nieta del expresidente René Barrientos Ortuño (1964-1965 y 1966-1969), recordado por ser el mandatario que ordenó la ejecución del guerrillero Ernesto Che Guevara, el 9 de octubre de 1967. Barrientos pretendía ser vicepresidenta, pero el tribunal le aplicó el mismo concepto que a Morales para desestimar su candidatura.

El tribunal se hizo eco de las repercusiones que generará la decisión y en consecuencia exhortó al conjunto de los actores a “actuar con mesura, prudencia y respeto recíproco”. El TSE “adopta las resoluciones al margen de las declaraciones y manifestaciones que se producen en el ámbito político y social, ellas no perturban el ánimo de la sala plena del Tribunal Supremo Electoral pero sí exacerban el ánimo de la población en un momento delicado, incluso polarizado”, señaló Romero. El tribunal afirmó que la resolución tiene un carácter inapelable porque fue emitida por el TSE por un carácter jurisdiccional.

“Los candidatos que quedaron inhabilitados pueden ser reemplazados y los que vengan en lugar de ellos deben cumplir con los requisitos que establece la ley”, informaron. Morales, forzado al exilio sucesivamente en México y Argentina, había sido inscrito por el Movimiento al Socialismo (MAS) como candidato al Senado por el departamento de Cochabamba. Los comandos cívicos golpistas que protestaron el año pasado contra la reelección de Morales habían amenazado con llamar a nuevas protestas callejeras si el TSE autorizaba la postulación de Morales.

El MAS, entretanto, se declaró en emergencia en defensa de sus candidatos y su candidato a presidente, Luis Arce, había denunciado en Twitter que la democracia sufriría “un golpe artero” si se consumaba la inhabilitación. Por su parte, Evo Morales manifestó a través de su cuenta de Twitter: “Pueden hacer lo que quieran conmigo, pero no destruyan al pueblo, la democracia ni la economía boliviana”, publicó el líder al día siguiente de que el Tribunal Supremo Electoral de Bolivia anulara su postulación.

You cannot copy content of this page