Respaldo unánime de los gobernadores a la propuesta de Alberto

Mandatarios del oficialismo y de la oposición se mostraron a favor de la oferta de reestructuración de deuda que presentó el gobierno nacional ante los bonistas, que incluye un periodo de gracia y una quita tanto del capital como de los intereses.

Rodeado de gran parte de los gobernadores a los que convocó a la residencia de Olivos en busca de respaldo político, el presidente de la Nación Alberto Fernández presentó este jueves junto al ministro de Economía Martín Guzmán los términos de la oferta del canje de la deuda pública externa que el país le hará este viernes a los bonistas y que contempla entre otras cuestiones, un período de gracia de tres años, una quita de capitales por el orden de los 3.600 millones de dólares y una reducción de intereses del 62%. Flanqueado por la dos veces presidenta y vicepresidenta de la Nación Cristina Fernández de Kirchner y por el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, Fernández dijo que su gobierno se propuso que “el pago de la deuda no suponga más postergación para la Argentina” y que el asumir obligaciones con el mundo financiero “no suponga más postergaciones para argentinos que lo están pasando definitivamente mal y que son prioridad como acción de gobierno. También nos propusimos ser serios, lo que significa no aprovechar ni siquiera la coyuntura del coronavirus, que ha dado vuelta la economía del mundo, para dilatar la solución a este problema”, señaló el mandatario, quien reconoció que “tenemos un problema que resolver” y “con la misma buena fe con la que encaramos este debate con los acreedores, lo seguimos llevando adelante”.

Tras destacar que con Cristina y Guzmán se propusieron “un sendero para pedirle al FMI que viera lo que pasaba en Argentina y para que auditara la realidad de la economía”, Fernández destacó que el organismo multilateral advirtió que “la deuda era insostenible” y planteó “cómo debían ser los términos de quita de los bonos privados para que Argentina pueda tener una deuda sostenible”. Luego, y tras agradecer a los gobernadores de la oposición “y a los nuestros por acompañarnos siempre”, dijo que “tal vez esta sea la oportunidad de comenzar a construir otro país, más justo, solidario, más igual y federal porque es tan grande la crisis a la que nos vemos sometidos que tenemos la oportunidad de barajar y dar de vuelta y empezar a hacer las cosas de otro modo. Tanta desigualdad en Argentina irrita y lastima los más elementales sentimientos de solidaridad y lo que nosotros tenemos que construir, de una vez y para siempre, es un país que nos contenga a todos”, dijo Fernández quien recibió el apoyo unánime de los cerca de quince gobernadores presentes, entre ellos Omar Perotti (Santa Fe), Juan Manzur (Tucumán), Omar Gutiérrez (Neuquén), Gustavo Valdés (Corrientes), Jorge Capitanich (Chaco), Gerardo Morales (Jujuy) y Rodolfo Suárez (Mendoza).

Un rato antes, Guzmán había señalado entre otras cosas que el país hoy “no solo no puede pagar, sino que durante ciertos años no podrá pagar nada”, recordó “que hay consenso de que tiene que haber una reducción fuerte de la carga de deuda” y advirtió que esta reducción “puede tomar distintas formas” como por ejemplo una “combinación de reducción de capital, reducción de intereses” o “un periodo de gracia y extensión de los vencimientos”. También siguieron el cónclave mediante videoconferencia Juan Schiaretti (Córdoba) ausente por prescripción médica, Axel Kicillof (Buenos Aires) quien se autoexcluyó de manera preventiva ante el registro de casos de coronavirus en un hospital que visitara el viernes último, Alberto Rodríguez Saá (San Luis) en zona de riesgo por su edad y Gustavo Melella (Tierra del Fuego) quien estuvo impedido de asistir ante la restricción de vuelos comerciales por la cuarentena, entre otros. Al término del encuentro, Gerardo Zamora (Santiago del Estero) destacó que “lo que está haciendo Alberto Fernández es sacarnos de ese default que dejó el gobierno de Macri” y agregó que “hay que continuar, el país siempre se va a recuperar, roguemos a Dios que nos acompañe”.

You cannot copy content of this page