Personas con discapacidad, en riesgo por la deuda de Macri

Podrían perder sus prestaciones médicas debido al incumplimiento de los pagos a las empresas por parte del gobierno de Cambiemos.

El gobierno de Mauricio Macri registra una suma impaga por $9.000 millones a los prestatarios de servicios de salud, a través de la Agencia Nacional de Discapacidad. La deuda se remonta a mediados del pasado año y podría significar la suspensión de la prestación de servicios de salud indispensables para pacientes de sectores vulnerables, residentes tanto en la Ciudad Autónoma como en la provincia de Buenos Aires. Son beneficiarios del Plan Incluir Salud, y padecen afecciones severas.

Según informaron a El Restaurador fuentes allegadas al Ministerio de Salud de la Nación, la Asociación Regional de Diálisis y Transplantes Renales de la ciudad de Buenos Aires, así como la perteneciente a la provincia homónima, anunciaron esta tarde que sería inminente la suspensión de los servicios, debido al retraso en los pagos que el estado nacional viene arrastrando desde por lo menos junio de 2019, y que se extendió hasta el fin del mandato de la Alianza Cambiemos. Desde el gobierno nacional han anunciado que se están llevando adelante los trámites correspondientes para agilizar la normalización de la situación irregular, pues la suspensión del programa Incluir Salud significaría el abandono de unos novecientos pacientes, distribuidos entre cien establecimientos de salud del área metropolitana.

El plan Incluir Salud depende directamente de la Agencia Nacional de Discapacidad, y se financia con fondos nacionales que son administrados por las provincias. Sin embargo, las nuevas autoridades afirman que la situación crítica y el riesgo de cese de las prestaciones se originó porque el gobierno de la administración Macri no realizó los giros correspondientes del presupuesto nacional; situación que data de por lo menos junio del pasado año.

El gobierno de Mauricio Macri registra una suma impaga por $9.000 millones a los prestatarios de servicios de salud, a través de la Agencia Nacional de Discapacidad. La deuda se remonta a mediados del pasado año y podría significar la suspensión de la prestación de servicios de salud indispensables para pacientes de sectores vulnerables, residentes tanto en la Ciudad Autónoma como en la provincia de Buenos Aires. Son beneficiarios del Plan Incluir Salud, y padecen afecciones severas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page