Ordenaron levantar el secreto bancario de Vicentín por sospechas de fraude y lavado

La UIF pidió imputar al expresidente Mauricio Macri, al extitular del Banco Central Guido Sandleris, al exdirector del Banco Nación Javier González Fraga y a los dueños de Vicentín por maniobras de lavado.

El juez federal Julián Ercolini ordenó que se levante “el secreto bancario y fiscal respecto de la empresa Vicentín S.A.I.C. desde el año 2015 hasta la actualidad”. También dispuso el levantamiento del secreto “que obliga a los funcionarios de la Unidad de Información Financiera (UIF) respecto de firma y por el mismo lapso temporal”.

Las medidas fueron ordenadas por el magistrado a pedido del fiscal Gerardo Pollicita en la causa en la que se investiga el otorgamiento irregular de créditos del Banco Nación a la empresa durante el macrismo por más de 18.500 millones de pesos. Además se investigan maniobras de lavado de activos de la cerealera.

Esta semana la Unidad de Información Financiera (UIF) pidió imputar al mismo Mauricio Macri, a extitular del Banco Central Guido Sandleris, al entonces presidente del Banco Nación Javier González Fraga y a los dueños de Vicentín, Gustavo Nardelli y Alberto Padoan por maniobras de lavado.

La cerealera tiene una deuda millonaria con el Banco Nación por los créditos concedidos supuestamente en forma irregular, pero al mismo tiempo empresas vinculadas a Vicentín tendrían activos sospechosos en el exterior.

Entre las medidas, Ercolini ordenó que el Banco de la Nación aporte el martes próximo información que ya fue requerida en la causa sobre toda la actuación, incluidos reuniones del Directorio, informes técnicos, con posterioridad al primer informe que hizo el director de la entidad Claudio Lozano.

La entidad deberá “informar quién ocupa en la actualidad el cargo de Subgerente General de la Banca Comercial del BNA”, y presentar un informe en el plazo de 5 días para establecer la situación general de la empresa Vicentín, el monto de la deuda actualizado, y su calificación ante el banco. El juez quiere respuestas sobre si el otorgamiento crediticio y el endeudamiento de la firma Vicentín “fue tratado por el Honorable Directorio del BNA durante el período comprendido entre 2015 y 2019 inclusive”.

En el expediente penal por supuesto perjuicio al Estado ya están imputados los dueños de Vicentín, Padoan y Nardelli y el ex titular del Nación González Fraga. Ahora la UIF pidió investigar lavado de activos ante sospecha de fuga de activos. También, en un escrito de la UIF, se pidió la inhibición general de bienes de los imputados y una investigación exhaustiva de sus patrimonios.

La imputación del organismo que conduce Carlos Cruz alcanza a la entonces presidencia de Mauricio Macri y a Sandleris, que encabezaba el Banco Central. “Habrían existido instrucciones explícitas de presidencia para favorecer al grupo empresario”, dice el escrito presentado en la causa que llevan adelante el fiscal Gerardo Pollicita y el juez Julián Ercolini.

Vicentín formaría parte de una red de empresas con firmas en el país y en Paraguay, Uruguay, Brasil y España. La justicia hace foco en la firma Renova, socia de Glencore, que también es investigada y la fuga de fondos al exterior. En la causa se sospecha de una simulación de estado de cesación de pagos con la finalidad de pagar las deudas acumuladas.

Según la UIF, “existen indicios que nos permiten sostener que Vicentín no solo habría simulado su estado de cesación de pagos sino que, a su vez, habría utilizado su estructura en el exterior y/o la de Glencore para remitir sus ganancias al extranjero. Las operaciones de defraudación al Estado aquí investigadas no serían más que delitos precedentes de maniobras de lavado de activos desplegadas mediante aquellas firmas en el exterior”, advierte la UIF. A la empresa Glencore se la vincula a firmas off de diversos paraísos fiscales, de acuerdo a lo que surgió de los denominados Panamá Papers.

En concreto, lo que sospecha la UIF es que el grupo empresario Vicentín contaría con una situación económico financiera “saludable” y “habría remitido buena parte de sus ganancias al exterior mediante maniobras que se presentan al menos como sospechosas”. Vicentín fue uno de los mayores aportantes a las campañas presidenciales de Macri, 2015 y 2019, con unos 27,5 millones de pesos.

You cannot copy content of this page