Fuerte discurso de Máximo en el Congreso: “Argentina voló por los aires sin que hubiera siquiera un pequeño virus”

El presidente del bloque oficialista en Diputados criticó la política de endeudamiento del gobierno de Macri, llamó a replantear “la distribución demográfica del país” y reconoció el manejo de la pandemia del gobierno nacional.

El presidente del bloque de diputados nacionales del Frente de Todos Máximo Kirchner se preguntó en su discurso en la Cámara Baja, que volvió a sesionar en medio de la pandemia de coronavirus: “¿Cuándo el hambre va a matar a la concentración de la riqueza en Argentina?” Lo hizo tras cuestionar los titulares informativos que señalan que el “Hambre mata cuarentena”.

Cuando uno ve lo que sucede hoy en el vecino país trasandino de Chile; que la gente se muere y se juega con cosas que no tienen repuesto; veo gente por la calle con barbijos, con máscaras de plástico y uno se pregunta, ¿hasta dónde nos van a llevar? ¿Hasta dónde van a llevar a la gente?”, expresó el legislador. “Rebaja de sueldos, barbijo. ¿Y la próxima pandemia, qué? Todos dentro de una bolsa Ziploc a producir, ¿y para quién? Para que después, como se hace ahora, vengan a reclamarle al Estado que paguen sus sueldos”. Al rechazar los argumentos de quienes hablan de una “pandemia económica” recordó que “Argentina voló por los aires el 19 y el 20 de diciembre de 2001 sin que hubiera siquiera un pequeño virus”.

En ese sentido cuestionó a quienes “piden que los empleados vayan a producir con barbijos y máscaras. Pronto les van a pedir a los trabajadores que salgan a trabajar en bolsas Ziploc” y después “le piden al Estado que les ayude a pagar los salarios. Es el Estado argentino el que está pagando en muchas industrias la mitad del salario. Porque obviamente, no hay consumo y no se mueve la economía porque las fábricas de producción argentina, que generan trabajo industrial, están ubicadas justamente donde hay mayor concentración por habitante”. Kirchner llamó a replantear “la distribución demográfica del país”, al señalar que “esta es una Argentina muy chiquita que desperdicia gran parte de su territorio y de sus oportunidades”.

En ese punto, el diputado ironizó acerca de las críticas de sectores de la oposición: “De repente nos entramos a enterar de que a mucha gente que nunca le preocupó cómo vivían millones de argentinos y argentinas le entró a preocupar que haya argentinos que no pueden hacer cuarentena por cómo viven en estado de hacinamiento. De repente entramos a ver títulos que expresan: ‘Hambre mata cuarentena’. Pero la pregunta es: ¿cuándo el hambre va a matar la concentración de la riqueza? Porque esto algún día va a terminar. Y nosotros tenemos que pensar cómo construimos un país más justo.”

Además, el jefe del bloque del Frente Todos resaltó que “Yo no me quiero arrepentir de no haber defendido a los que nosotros tenemos que defender. Porque no puede ser que siempre los mismos sean los primeros. Esta vez la primera debe ser la gente. Tenemos que poner en el centro de la acción del Estado a la gente de carne y hueso que en los barrios populares la está pasando realmente mal. Y aquellos que piensan que es cosa de viejos o cosa de pobres, que la lengua les haga a un lado si alguien que ellos quieren se enferma. Por eso es necesario dar las discusiones que es necesario dar y pensar un país no solo para hoy sino para mañana y para los próximos diez años.”

En su discurso, también le envió un mensaje al Jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta: “Para aquellos que le dicen que tiene que abrir (la actividad económica) a lo que dé lugar, le decimos que cuenta con nosotros para aguantar esa presión y preservar lo que hay que preservar, que es la vida de la gente”. “También critican diciendo que ‘el presidente (Alberto Fernández) se ha enamorado de la cuarentena’” continuó; para expresar que “sí, es una medida correcta y se tomó a tiempo. Si el presidente capitaliza una medida política que toma, ¡está bien!”

You cannot copy content of this page