El Senado sancionó la nueva Ley de Alquileres

La Cámara Alta también aprobó la ley de educación a distancia. El macrismo ratificó su decisión de no debatir temas ajenos a la pandemia. En medio de un clima tenso, con Vicentín como telón de fondo, Juntos por el Cambio abandonó el recinto.

El Frente de Todos aprobó en soledad, con 41 votos propios, la nueva ley de Alquileres para viviendas, que había sido avalada por todos los bloques en la Cámara baja. Antes, cuando Juntos por el Cambio aún estaba en el recinto, el Senado también sancionó por unanimidad la ley de Educación a Distancia para menores de 18 años durante situaciones “excepcionales”, en el marco de la pandemia de covid-19.

Los senadores de Juntos por el Cambio se desconectaron y abandonaron la sesión para negarse a acompañar la sanción de la ley de Alquileres, con el argumento de que el tema no forma parte de la emergencia por la pandemia y que no debía formar parte de las sesiones remotas acordadas por el Congreso. Los opositores también cuestionaron la media sanción a la suspensión por 60 días la inscripción de Sociedades Anónimas Simplificadas (SAS), impulsada por el oficialismo por considerar que se excluye al Estado del sistema de control del registro de esas empresas.

La Cámara alta volvió a sesionar en un clima tenso y con duras acusaciones entre oficialismo y oposición. El debate estuvo cruzado por la intervención y expropiación de la cerealera Vicentín, en cesación de pagos y cuyos principales acreedores son los bancos públicos.

La estrategia parlamentaria que se trazó la alianza opositora antes de la sesión, fue el anticipo de un debate ríspido. Juntos por el Cambio arrancó con una cuestión de privilegio contra la presidenta del cuerpo, Cristina Fernández de Kirchner, y el jefe de la bancada de senadores oficialista, José Mayans, por “vulnerar una norma interna” e “incumplir los acuerdos políticos”. Luego ocupó gran parte de la lista de oradores en el primer punto de la sesión, Educación a Distancia, para destinar el mayor tiempo de sus intervenciones a cuestionar distintas decisiones del gobierno nacional, donde la expropiación de Vicentín tuvo un lugar destacado.

Tras la sanción por unanimidad (70 votos) de la Educación a Distancia para menores de 18 años durante situaciones “excepcionales”, mientras dure el aislamiento, social preventivo y obligatorio para el sistema educativo, Juntos por el Cambio abandonó la sesión virtual.

Entonces, el Frente de Todos avanzó en soledad en la aprobación de la Ley de Alquileres. Además, le dio media sanción al proyecto del senador Oscar Parrili que suspende temporalmente la inscripción de Sociedades Anónimas Simplificadas (SAS), para que el Estado pueda controlar su registro.

El jefe del interbloque de Juntos por el Cambio, el radical Luis Naidenoff, sintetizó en el cierre de su exposición los reclamos de correligionarios y sus socios macristas. Calificó el mensaje del presidente Alberto Fernández para anunciar la intervención y expropiación de Vicentín, como “demencial desde lo político”. Insistió en el que el “vicio del presidente” fue “arrogarse facultades” del Ejecutivo que no le corresponden y “la torpeza de establecer por decreto la intervención” de la cerealera. “Es la suma del poder público”, sentenció. Sostuvo que la decisión fue “un golpe a los mercados (en medio de la renegociación de la deuda externa) y a las empresas”, con “el nuevo invento de la soberanía alimentaria, un concepto político, un slogan, un latiguillo”. Naidenoff reclamó retomar “un cauce normal ante la irracionalidad” porque “obviamente esto no puede terminar bien”. “Luego de las cacerolas y la movilización, siempre hay tiempo de dar marcha atrás”, lanzó como advertencia y amenaza.

La réplica llegó a través de María de los Ángeles Sacnún. “Establecer ‘un nuevo orden’ como dijo el senador (Naidenoff) después del desorden absoluto que dejaron es de sentido común: despedazaron a las pymes, destruyeron 250 mil puestos de trabajo y generaron caos y zozobra a todo el pueblo argentino”, arrancó la senadora santafesina. “En la Justicia, armaron una red de espionaje, infiltrado en el poder Judicial con agentes orgánicos de la AFI e inorgánicos para perseguir opositores violando la Constitución, con los medios hegemónicos que danzan al compás de lo que ustedes dicen. ¿Eso es atenerse a las leyes ustedes reclaman?”, agregó la Sacnún. “Me viene a hablar de Vicentín”, continuó la senadora santafesina y agregó que en “Avellaneda (Santa Fe), hubo un acto opositor organizado por un intendente opositor” pero “no se preocupan por los trabajadores”. “Vicentín estafó a todo el pueblo argentino” y la oposición sale a “cacerolear para defender a los que evaden”. Sacnún les recordó a los opositores que el ex titular macrista del Banco Nación Javier González Fraga figura en la causa penal por otorgarle créditos millonarios a Vicentín cuando no calificaba para los mismos.

You cannot copy content of this page