El massismo sigue ganando terreno en la coalición de gobierno

El presidente de la Cámara de Diputados y líder del Frente Renovador Sergio Massa presentó la nueva escuela de gobierno y políticas públicas. En los últimos días, Massa ganó notoriedad en la escena pública, casi como un miembro del Ejecutivo.

Las fichas más salientes de la coalición de gobierno han empezado a moverse. Días después de que la dos veces presidenta y actual vicepresidenta de la Nación Cristina Fernández de Kirchner publicara una extensa carta pública en la que manifestaba cierta distancia respecto de las acciones del gobierno del presidente Alberto Fernández, el líder del Frente Renovador Sergio Massa cobró notoriedad al participar de actos de gobierno casi como un miembro del Ejecutivo. Así, se comienza a poner de manifiesto que los principales nombres del Frente de Todos no conviven en la armonía en la que el presidente parece impostar y que aún no termina de dejar de convencer a los seguidores más entusiastas del gobierno.

“¿Y vos, Vasco? ¿Clases de qué vas a dar?”, bromeó un jocoso Sergio Massa, minutos antes de que comenzara la transmisión del acto en el que el Frente Renovador presentó su nueva escuela de gobierno y políticas públicas. Desde la primera fila, José Ignacio De Mendiguren recogió el guante sin dudarlo: “Corte y confección, Sergio”. El anuncio del lanzamiento del espacio generó un sinfín de especulaciones vinculadas al partido y su vínculo con la coalición del Frente de Todos. “Nuestra obligación es seguir ampliando el frente. Nuestro desafío desde el Frente de Todos es gobernar con todos y para todos”, explicó el presidente de la Cámara de Diputados, durante el encuentro “mixto” en el que confluyeron los principales referentes del partido massista y algunos de otros partidos aliados al Frente de Todos, como el radicalismo alfonsinista.

“Este es un aporte del Frente Renovador que queremos que funcione como una herramienta para nuestra dirigencia, porque el Frente de Todos es la unidad en la diversidad. Porque Argentina es la industria, pero también es el campo, los empresarios y los trabajadores, la educación pública y privada. Argentina es todo”, reforzó Sergio Massa.

En su discurso, Sergio Massa destacó la importancia del lanzamiento de la escuela en relación a la formación de nuevos dirigentes y llamó a los suyos a tender puentes de diálogo para fortalecer el Frente de Todos. “Tenemos el desafío de diseñar una Democracia social y gobernar con derechos para todos. Desde la diversidad y el respeto por el que piensa distinto podremos construir ese gran acuerdo que Argentina necesita”.

De Mendiguren, quien trabaja en el proyecto de acuerdo social y económico que en las próximas semanas podría desembarcar en el Congreso, tomó nota. Lo mismo hizo el ministro de Transporte de la Nación Mario Meoni así como el presidente de la ENACOM,Claudio Ambrosini, el viceministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible Sergio Federovisky y el Auditor General de la Nación, Gabriel Miura Estrada.

“Me siento un conductor de televisión”, bromeó otra vez Massa, por la dinámica mixta que se aplicó para cumplir con los protocolos sanitarios. Nada muy distinto a lo que semana a semana enfrenta en la Cámara. Esta vez, sin embargo, la palabra se la cedió a Ricardo Alfonsín, embajador argentino en España, invitado para homenajear a su padre, en el Día de la Recuperación de la Democracia.

Desde Madrid, Alfonsín comparó la transición democrática que debió llevar adelante su padre con el desafío de unidad planteado por Massa minutos antes. “En 1983 los argentinos recuperamos la posibilidad de elegir a nuestros representantes y de ser elegidos. Pero la democracia es más que eso, es sostener todos los derechos y ampliarlos”.

“El desafío hoy es pasar de la democracia política a una democracia social. La calidad de vida de la gente responde en gran medida a la calidad de los gobiernos. Y esta escuela de gobierno va en ese sentido, de dotar de calidad a la política, que debe participar en la construcción de una sociedad que se encamine al desarrollo”, sumó el embajador.

Quien también participó del lanzamiento fue la presidenta de AySa y a la sazón esposa del propio Sergio Massa, Malena Galmarini. “Mónica (Litza, vicepresidenta de Correo Argentino y directora de la escuela) me pidió que hablemos de futuro y yo pensaba en hacia dónde vamos. La democracia es dinámica y nos obliga todo el tiempo a avanzar. Cuando hablamos de políticas universales, por ejemplo, sabemos que hay sectores a los que todavía no llegamos. Es importante que ampliemos la mirada y la participación, porque gestionar la cosa pública es una responsabilidad de todos. La democracia nos llevó a reconocer derechos, pero también a ejercerlos en plenitud. Si no entendemos que el Estado debe ser quien rija los ejes y no logramos que esta ciudadanía se sienta representada, no llegaremos al objetivo que buscamos con la democracia”, expresó Galmarini.

En la misma línea, la referente del RF también hizo hincapié en el rol del Estado, sobre todo en el contexto de pandemia que atraviesa el mundo: “Necesitamos un Estado que acompañe, pero que no avasalle libertades. Tampoco podemos dejar todo en manos de otros, porque sabemos qué intereses tienen. Es un equilibrio. Este signo nos impone el objetivo de una democracia social, paritaria, con igualdad de derechos y justicia social. Debemos repensar y dialogar poniéndonos en el lugar del otro. Argentina es un gran país, con dirigentes con enorme valor, convicciones y la decisión política de llevar adelante esos objetivos”, cerró.

Por su parte, Mónica Litza, flamante directora de la escuela de Gobierno, expresó: “Lo que hicimos fue poner en crisis la relación entre el poder y el saber; entre la política y la academia. Hay que repensar esa ecuación. La pandemia nos enseñó que tenemos que repensar todo: la democracia y la política. A través de la escuela de gobierno buscamos hacer, lo que siempre hicimos desde el Frente Renovador: formar cuadros para la gestión pública. Nadie puede ir a la gestión pública a aprender, no nos podemos dar ese lujo. Por eso es el relanzamiento de una escuela que ya venía funcionando. Es abierta, plural y diversa la convocatoria. No queremos que sea algo endogámico y que terminemos hablando sólo entre nosotros. Tenemos que escuchar en la diversidad. El Frente de Todos es una coalición diversa, que tiene distintas voces, pero no están todas las que tienen que estar. Por eso creemos que es importante ir a buscar y conversar con aquellos que no están en la coalición. Eso es ampliar, no sumar. No puede ser que el que piense distinto sea rotulado como que está atentando o tirando bombas. El que piensa distinto no está traicionando, está trayendo una mirada distinta que, por ahí trae soluciones distintas. Lo dijo Malena en su discurso, esa famosa frase que dice que no podemos esperar resultados distintos si aplicamos siempre las mismas soluciones. Creo que tenemos la madurez suficiente como para poder disentir y pensar distinto. El pensamiento único y hegemónico no va más”.

Lo cierto es que al interior de la coalición está teniendo lugar una batalla sin cuartel por imponer dos modelos económicos diferentes, por lo que la conducción del proceso permanece vacante y las ramas del peronismo que componen al frente, en ebullición. Sin embargo, esta notoriedad de los hombres y mujeres de Sergio Massa tienen a confirmar lo que algunos ya sospechaban: que es el Renovador, no el Partido Justicialista o el kirchnerismo el que está logrando imponer su esquema.

You cannot copy content of this page