Cómo es la primera sesión virtual del Senado de la Nación

La Cámara de Senadores inició a las 14:20 horas la primera sesión remota de su historia, con un software de alto rendimiento y en medio de fuertes restricciones de seguridad. La misma es presidida por Cristina Fernández de Kirchner.

La vicepresidenta de la Nación y presidenta del Senado Cristina Fernández de Kirchner dejó abierta esta tarde la primera sesión de carácter remoto en la historia parlamentaria argentina, en una audiencia en la que se buscará aprobar una veintena de decretos dictados por el gobierno nacional para mitigar los efectos de la pandemia de coronavirus. Con 71 senadores conectados de manera remota, 33 desde organismos provinciales, 17 desde sus respectivas oficinas en el Senado y otros 21 desde sus domicilios particulares, la sesión arrancó 20 minutos después de las 14 con el izamiento de la bandera y la entonación del himno argentino. Fernández de Kirchner conduce el debate desde el estrado de la sala de sesiones, con la secretaria administrativa de la Cámara, María Luz Alonso, y el prosecretario parlamentario, el radical Juan Tunessi, apostados a cada uno de sus lados.

Desde una pantalla gigante colocada de frente al estrado, la vicepresidenta sigue las exposiciones de los senadores conectados desde sus distintas posiciones. En el recinto, los únicos autorizados para presenciar el debate fueron los senadores que ejercen cargos como autoridades de la Cámara en las respectivas vicepresidentas, Claudia Ledesma y Maurice Closs (por el Frente de Todos) y Martín Lousteau y Laura Rodríguez Machado (Juntos por el Cambio). Todos ellos se sentaron en las bancas de la primera fila, debajo del estrado, con la distancia reglamentaria dispuesta en prevención de la propagación del COVID-19, y la única con barbijo fue la legisladora por Córdoba Laura Rodríguez Machado.

Como primera medida, el Senado aprobó por unanimidad, en la primera votación de carácter remota, la prórroga de la interrupción de los plazos parlamentarios y la modalidad de sesión virtual que funcionará mientras rija el aislamiento social y obligatorio. La votación se realizó de manera electrónica, aunque algunos senadores debieron formalizarla a viva voz por problemas de conexión. Acto seguido, el prosecretario Tunessi leyó uno por uno el sentido de la votación de cada uno de los senadores.

La primera oradora, de una lista de 23 anotados, fue la vicepresidenta del bloque del oficialismo, Anabel Fernández Sagasti, quien expuso las razones de necesidad que motivaron los decretos dictados por el Poder Ejecutivo. Los jefes de bloque tienen 15 minutos para hablar y los senadores cinco, de acuerdo al formato acordado para esta sesión, que no deberá extenderse más de seis horas.

Previamente al comienzo de la sesión los senadores y senadoras ingresaron a la plataforma con un código de acceso individual, que les fue entregado a través de funcionarios del Registro Nacional de las Personas (RENAPER) o del Registro Civil de cada provincia, una vez validada su identidad. Oficiales del Registro Nacional de las Personas o del Registro Civil de cada provincia estuvieron presentes en los diferentes organismos oficiales, en los despachos o en los domicilios autorizados de los senadores para validar su identidad con dos tecnologías disponibles de identificación biométrica: toma de huella dactilar o comparación de rostro.

El sistema que se utilizará es un software de alto rendimiento, posicionado entre el primero y el segundo mejor sistema según atributos en los rankings mundiales, como el del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología de Estados Unidos, según se informó. Una vez validada la identidad, podrá contabilizarse la presencia de cada senador y senadora en el tablero del recinto, ubicado en el Palacio Legislativo, a los fines de computar quórum. La duración de la sesión fue estipulada en un máximo de seis horas a fin de garantizar la seguridad y calidad técnica del debate en modalidad remota.

Para el uso de la palabra se acordó que se distribuirá de forma tal que los sectores políticos estén representados en la misma proporción que en el seno de la Cámara, lo cual será establecido por el pleno del cuerpo a propuesta de los bloques. El tiempo que se establezca para cada uno de los bloques será distribuido por los mismos entre sus integrantes. Con anterioridad al inicio de la sesión, la Secretaría Parlamentaria contará con la lista de oradores y los tiempos asignados a cada uno.

La votación se realizará por medios electromecánicos, conforme a lo estipulado en el artículo 205 del Reglamento del Senado, según lo indicaron los voceros. Al momento de la votación, cada senador y senadora recibirá en su dispositivo una pregunta para seleccionar su respuesta, mientras que en una pantalla se podrán ir visualizando los votos y en caso de que el sistema no registre algún voto, el mismo será tomado a viva voz.

Las principales bancadas, del oficialista Frente de Todos y del interbloque de Juntos por el Cambio, acordaron incluir en el temario de la sesión sólo proyectos vinculados con la pandemia. Pero, además, deberán autorizar la realización de sesiones virtuales mientras dure la cuarentena, así como prorrogar la validez de los expedientes que expirarán dentro de pocas semanas.

You cannot copy content of this page