Alberto evalúa pedir asistencia a las FFAA en la lucha contra la inseguridad

Luego de la reciente renovación de las cúpulas, el presidente de la Nación Alberto Fernández podría pedir la colaboración de las Fuerzas Armadas para contribuir a frenar la oleada de violencia social, tras los episodios de Rosario, Gesell y Deseado.

En un clima de virulencia social desatada, la sociedad demanda más seguridad en las calles. Episodios de asalto y robo, pero también hechos aberrantes como el asesinato de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell y en las últimas horas, la muerte de un niño de cuatro años al ser arrojado por un acantilado por dos hombres que luego violaron a su mamá, en Puerto Deseado, o las múltiples muertes asociadas al narcotráfico en Rosario en lo que va del año, ponen a la sociedad en alerta y están haciendo que el gobierno se replantee su política de Seguridad. En ese contexto, en los pasillos de la Casa Rosada se estaría barajando la posibilidad de convocar a las Fuerzas Armadas para que colaboren con las fuerzas policiales en la seguridad de ciudadanos y ciudadanas, atendiendo al reclamo popular.

Según se pudo saber, a pesar de la gran reserva, la iniciativa habría surgido del propio presidente de la Nación y de consultas realizadas a las cúpulas militares y de seguridad para establecer situaciones definitivas y eliminar de raíz este clima de violencia, que afecta a todos los planos de la vida social. El acto del pasado martes en el Congreso en reclamo de justicia por el asesinato del joven Báez Sosa hizo mella en el gobierno.

Aun cuando aún lo desmientan desde la comunicación oficial en Casa Rosada, el pasado viernes, después del acto en que asumieron las nuevas autoridades de las tres armas con sus nuevos ascensos, Fernández dialogó “boca a boca” con representantes estratégicos. Se puso sobre la mesa el funcionamiento inmediato del Consejo Nacional de Seguridad. El Restaurador llegó a saber que se están movilizando para establecer un consenso entre las fuerzas de las distintas armas y comenzar una acción que tenga resultados positivos y no “a medias”. Si las negociaciones prosperan, próximamente el presidente de la Nación estaría en condiciones de firmar un acuerdo, con el objetivo de llevar tranquilidad a la población, que reclama seguridad como una de las principales demandas sociales.

You cannot copy content of this page