Alberto anunció una segunda extensión de la cuarentena, hasta el 26 de abril

El presidente de la Nación Alberto Fernández brindó una conferencia de prensa desde la Residencia de Olivos. Señaló el inicio de una etapa “administrada” del aislamiento que permitirá a los gobernadores proponer aperturas en algunas actividades o regiones.

El presidente Alberto Fernández anunció este viernes la prórroga del aislamiento social preventivo y obligatorio por el coronavirus hasta el 26 de abril inclusive, con el mismo modelo que rige en el país desde el 20 de marzo para las grandes ciudades y una etapa “administrada” que podría permitir a los gobernadores de provincias proponer aperturas en algunas actividades o regiones. El presidente dijo que la cuarentena debe seguir en vigor porque demostró que sirvió para aplanar la curva de contagios en medio de la pandemia y pidió un “acuerdo social” colectivo para el cumplimiento de la medida y que nadie se “relaje” ni sea “displicente”.

Fernández precisó que la nueva etapa será “administrada”. Expresó que le desagrada hablar de una “flexibilización” de las restricciones, aunque manifestó que en ciertos lugares y actividades muy específicos podría llegar a establecerse una cuarentena comunitaria, siempre y cuando los gobernadores que planteen esa posibilidad para determinados pueblos, presenten también protocolos de acción y los sometan a la evaluación de las autoridades sanitarias.

“Estamos en el camino correcto”, destacó y afirmó que no se bajarán impuestos porque “si no nos quedamos sin un peso”, aunque resaltó que el Estado “no va a dejar desamparado a nadie”. Además, anunció que se añadieron algunas excepciones, como el funcionamiento de talleres, gomerías y actividades anexas para reparar vehículos que son utilizados por los sectores excluidos de la cuarentena, como patrulleros y ambulancias.

Asimismo, dijo que podría permitirse la salida de personas discapacitadas y con autismo, por ejemplo, acompañadas y dentro de los límites cercanos a sus domicilios para tener una “dispersión” en medio del encierro, y que se analizará si quienes hacen ejercicio físico al aire libre lo podrán practicar controlados por número de documento y en distancias cercanas a sus casas. También confirmó que “las fronteras van a seguir absolutamente igual”, o sea, vedadas al traspaso.

El primer mandatario hizo los anuncios en conferencia de prensa en la Quinta de Olivos, tras reunirse con ministros y funcionarios gubernamentales y con expertos en salud, que aconsejaron la continuidad de las restricciones para la circulación. Al exhortar a cumplir la cuarentena, afirmó que “el virus no nos busca a nosotros, sino que nosotros buscamos al virus cuando caminamos por la calle o nos conectamos con alguien. Si nos quedamos en casa el riesgo de contraer el virus es absolutamente nulo”. Fernández dijo que la nueva etapa será “administrada”, ya que se permitirá a los gobernadores que propongan las ciudades y regiones donde se podrán ir abriendo algunas actividades, aunque respetando un protocolo estricto y siempre y cuando la presencia del virus sea mínima o nula en esas zonas. Al respecto indicó que el jefe de Gabinete Santiago Cafiero y el ministro del Interior Eduardo De Pedro, se comunicarán “desde mañana con los gobernadores” para avanzar en esa idea.

El primer período de aislamiento se extendió del 20 al 31 de marzo; seguidamente hubo una prórroga que culminará el próximo domingo, pero ahora el residente resolvió mantener la cuarentena dos semanas más. La medida, como en los casos anteriores, está contenida en un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que será publicado en las próximas horas en el Boletín Oficial. El jefe de Estado considera que hasta ahora el aislamiento dio buenos resultados y que es cumplido por la mayoría de la sociedad, por lo que dispuso la prórroga, pero instó a no “relajarse” y a que la gente se mantenga recluida. Acompañado por Cafiero, De Pedro y Ginés González García (Salud), el presidente hizo hincapié en la necesidad de que el aislamiento sea “estricto para los adultos mayores de 65 años, pues tienen una posibilidad de mortalidad del 80 por ciento”. “Seguiremos en la cuarentena en los mismos términos que hasta ahora. Seguiremos igual en los grandes centros urbanos. Pero hablé con los gobernadores para ver como entramos en una cuarentena administrada para sea liberada en algunos lugares”, indicó Fernández, quien comenzó su mensaje con un pésame a los familiares de quienes perdieron “a un ser querido” por el virus.

En la primera parte de la exposición se puso de pie y exhibió gráficos en los cuales se vio la evolución de los casos en Argentina y estableció comparaciones con naciones como Brasil, Chile, España e Italia, ante las cuales, destacó, el país está en posición ventajosa. Fernández aseguró que con el aislamiento social preventivo y obligatorio Argentina logró “aplanar la curva de contagios” de coronavirus (COVID-19) y exhortó a continuar cumpliendo porque “seguramente lograremos que la curva de contagio sea más lenta. Este es un logro de la sociedad toda, es una medida que nos permitió ganar tiempo para construir mejores condiciones para atender a los enfermos”, afirmó. Por eso, indicó que “tiene sentido el esfuerzo” en relación a la afectividad del aislamiento para contener el avance de la pandemia y puntualizó que la “cantidad de casos importados” de coronavirus es “mayor a los autóctonos”.

El mandatario propuso “un pacto” para flexibilizar el aislamiento y la gente pueda salir a realizar actividades, pero dijo que es necesario “el compromiso de todos” y advirtió que, en caso de que no se cumpla, habría que “volver para atrás. En cuanto veamos que esto no se cumple, tenemos que volver para atrás y no quiero volver para atrás. Les pido a todos seamos responsables. La salida de la cuarentena todavía está bajo análisis”, apuntó.

El presidente anunció además que los bancos comenzarán a funcionar a partir del lunes con “un sistema de turnos” en el que se deberá respetar el distanciamiento social en el caso de la atención al público. También agradeció a los médicos y al personal de seguridad por “el esfuerzo que dieron para que vivamos esta etapa de la mejor forma posible”, y en ese sentido, le pidió a la sociedad que no se relaje. “Tenemos que seguir por el teorema de (Néstor) Gorosito, si hacemos las cosas bien, nos va a ir bien”, indicó Fernández al parafrasear al entrenador que trabajó en Argentinos Juniors, el club del cual es hincha.

Fernández aseguró que de “un punto de PBI se puede volver, pero no de la pérdida de una vida”, y subrayó que el problema “no es el gasto público, sino la salud de la gente. Estamos preocupados por garantizar alimentos y también por la situación que viven los sectores de la clase media, sobre todos los monotribustistas. Queremos que los bancos den los créditos que no están entregando”, subrayó al contestar preguntas de periodistas. Reafirmó además que “no hay ningún argumento real para que los precios aumenten” y dijo que “estamos destinando recursos y vamos a obtener buenos resultados” para atender la emergencia.

En cuanto a los testeos de casos positivos, indicó que “el mundo está en una situación compleja en el que los recursos son limitados”, y reconoció que existen “problemas con los barbijos” y otros materiales sanitarios. “Tenemos los problemas que tiene el mundo, pero estamos destinando recursos y creemos que vamos a obtener buenos resultados. Agradezco a la industria textil el compromiso que tuvo”, agregó. Estimó como “posible” la implementación de un impuesto extraordinario a las grandes fortunas, pero aclaró que cualquier reforma tributaria es facultad del Congreso Nacional. “Todo es posible, igual ese tema es un tema que tiene que resolver el Congreso. Necesitamos obtener recursos porque la falta de actividad económica ha hecho caer la recaudación”, remarcó. Fernández aseguró que el regreso de los argentinos que están en el exterior también será “administrado”, al recalcar que quienes retornen al país serán aislados y sometidos a todos los controles sanitarios.

You cannot copy content of this page