Alberto anunció la extensión de la cuarentena hasta el 13 de abril

Alberto Fernández determinó continuar con el aislamiento social preventivo en el marco de la emergencia sanitaria por coronavirus COVID-19. El propósito es continuar con una curva de contagios lo más chata posible para no congestionar al sistema de salud.

El presidente Alberto Fernández anunció este domingo la extensión del aislamiento social, preventivo y obligatorio hasta que termine la Semana Santa, el domingo 12 de abril, para mitigar los efectos de la pandemia de coronavirus; advirtió que una economía que se cae puede levantarse, pero una vida que se cae no se levanta”, y aseguró que el Estado “va a estar más presente que nunca”. En un mensaje emitido desde la Residencia de Olivos después de haber mantenido una videoconferencia con los gobernadores y el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, Fernández planteó que el país “vive un momento de excepción” y pidió “no caer en el falso dilema de la salud o la economía”.

“Una economía que cae siempre se levanta, pero una vida que termina no la levantamos más”, sostuvo el mandatario y subrayó: “No estamos descuidando la economía, estamos haciendo muchas cosas, no sólo garantizando dinero en los sectores más empobrecidos sino también ayudando a las PyMEs”. Acompañado por el jefe de Gabinete Santiago Cafiero y el ministro del Interior Eduardo “Wado” De Pedro, el presidente hizo un pedido expreso a los sectores más vulnerables para que “respeten la cuarentena, porque el riesgo existe allí” que se queden en sus barrios, y también para que “cuiden a sus mayores”, que constituyen una de las poblaciones de riesgo de la enfermedad. En ese sentido, aseguró a esos sectores que “a todos les van a llegar los recursos y alimentos que sean necesarios mientras dure la emergencia”, porque, enfatizó, “el Estado va a estar más presente que nunca”.

“Todos nos hemos dado cuenta de la importancia del Estado en esta instancia”, subrayó. Además de destacar que se está ejecutando el plan sanitario “tal cual se propuso desde un comienzo”, el mandatario destacó que su gobierno está “siendo muy novedoso porque constituye un caso único en el mundo que dispuso la cuarentena plena apenas se conoció el inicio de la pandemia. Esto no lo hizo ningún otro país”, dijo y señaló que “los resultados iniciales son interesantes, buenos, y nos alientan a seguir en este camino”. Al respecto, expresó: “Cuando dispusimos el comienzo de la cuarentena obligatoria, nos preguntábamos si los argentinos íbamos a ser capaces de quedarnos en nuestras casas, y tengo que decirles que estoy muy contento”, remarcó.

El presidente hizo referencia a que “más del 90 por ciento de los argentinos han cumplido con la cuarentena, se han quedado en sus casas y han protegido a sus hijos y adultos mayores, que son los que corren más riesgo entre nosotros”. Tras indicar que “una parte de la sociedad, el 10 por ciento restante, salió a trabajar, entre enfermeros, personal de seguridad, los que transportan remedios y los que atienden almacenes, supermercados, farmacias”, señaló que “un número muy bajo de gente no cumplió las restricciones”.

“A la que no cumplió le pasó lo que dijimos que les iba a pasar”, dijo en referencia a los procesamientos judiciales, una medida que justificó en la intención oficial de que “nadie ponga en riesgo la salud de la gente”. También sostuvo que apuesta a que a partir de la crisis derivada del coronavirus “la humanidad deje de ser tan miserable y egoísta y vuelque la mirada hacia los que han sido olvidados por el desarrollo. Si algo tiene que enseñarnos la pandemia es la regla de solidaridad, porque nadie se salva solo”, sostuvo el jefe de Estado, y agradeció por último a los argentinos “el esfuerzo que han hecho” y los comprometió a “hacer el esfuerzo que falta todavía”.

You cannot copy content of this page