Ahora la Mesa de Enlace pide dialogar con el gobierno

Luego del fracaso del lock-out patronal y de que el gobierno ratificara el nuevo esquema de retenciones, la Mesa de Enlace manifestó su intención de abordar “el camino del diálogo sincero y así poder construir una Argentina mejor para los próximos años”.

El gobierno nacional ratificó que el nuevo esquema de retenciones no se modificará, mientras que las entidades que conforman la Mesa de Enlace señalaron que es necesario emprender un camino de “diálogo sincero y franco”. Tras considerar que el cese en la comercialización de granos y carne de cuatro días “fue más una cuestión declamatoria que concreta”, el ministro de Agricultura, Pesca y Ganadería de la Nación Luis Basterra negó en las últimas horas que pudiera haber alguna modificación al nuevo esquema de retenciones.

“No, no”, afirmó Basterra al ser consultado sobre si habría alguna modificación y agregó: “Tenemos un modelo que es absolutamente equilibrado, de segmentación, que le quita el impacto de la medida a tres de cada cuatro productores de soja”.  Basterra remarcó que la decisión del Gobierno de aplicar una suba de tres puntos en las retenciones a la soja hasta el 33% con un sistema de compensaciones para productores de soja de hasta 1.000 toneladas anuales “no fue tomada de manera caprichosa ni azarosa sino en un contexto de profunda crisis para la economía argentina”.

Por su parte, la Mesa de Enlace consideró que “para superar cualquier obstáculo es necesario el camino del diálogo sincero y franco y así poder construir una Argentina mejor para los próximos años. Los productores seguiremos proponiendo un esquema tributario basado en el impuesto a las Ganancias y que permita un tratamiento impositivo diferenciado y progresivo, mejorando la propuesta de segmentación ofrecida por el Gobierno”, plantearon de manera conjunta la Sociedad Rural Argentina (SRA), la Federación Agraria Argentina (FAA), la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro) y Confederaciones Rurales Argentinas (CRA).

Por su parte, los autoconvocados anunciaron que mantendrán vigente el reclamo de reducir la presión impositiva y reclamaron a la Mesa de Enlace que retome el diálogo con el gobierno nacional. “Las bases acompañan a la Mesa de Enlace, porque representa la unidad del sector y es el único interlocutor válido con el gobierno; solamente pedimos coraje y valentía a los dirigentes al momento de negociar con los funcionarios”, manifestaron.

El miércoles, bajo una fuerte lluvia, alrededor de quinientos productores autoconvocados una asamblea a un costado del predio en el que se llevó a cabo la feria Expoagro, en San Nicolás. Allí, los productores criticaron a la Mesa de Enlace y al Gobierno nacional, comenzaron a analizar la posibilidad de organizar un “tractorazo” que finalice en la Ciudad de Buenos Aires. Con términos más diplomáticos, el documento que emitieron al finalizar el acto ratificó a “la Mesa de Enlace como único interlocutor válido ante el Gobierno nacional” y propusieron un plan de acción con ejes en el “cese de comercialización” y una “drástica reducción de las intenciones de siembra”, entre otras cuestiones.

En relación a estos pedidos de diálogo formulados por las entidades agropecuarias, Basterra consideró que “cuando los productores vean que la medida no tuvo ningún valor seguramente retomaremos el diálogo con la Mesa de Enlace, como lo sostenemos con el resto de las entidades y organizaciones de productores de otras cadenas que no están representados por estas cuatro entidades”. Para el presidente de Coninagro, Carlos Iannizzotto, se debe “trabajar en propuestas para convertir el desaliento de los productores en aliento y que la paz social no se vea afectada”.

“El productor protesta porque no tiene confianza. Debemos buscar soluciones con políticas de financiamiento para nuestras economías regionales”, afirmó Iannizzotto, quien propuso “nuevas medidas fiscales que reemplacen a las retenciones, como el impuesto a las ganancias, que es lo más adecuado para segmentar”. Por su parte, el presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), Matías de Velazco, consideró que “el Gobierno tiene la pelota, el campo se expresó; debe dar una señal, no nos interesan las reuniones sociales”.

You cannot copy content of this page