“En las crisis, como supo decir Perón: ‘no puede haber nada mejor para un argentino que otro argentino’”

El presidente de la Nación Alberto Fernández dio inicio a las sesiones ordinarias del Congreso de la Nación con un discurso inclusivo pero firme. Realizó un balance de la herencia recibida y delineó los planes del gobierno para el corriente año.

El presidente de la Nación dio inicio al año legislativo con un contundente discurso en el que trazó las principales líneas de la política legislativa, económica, social y judicial del año que inauguró. Invitó a refundar un nuevo contrato social solidario y llamó a la unidad de todos los argentinos. Entre sus frases más salientes, remarcó que “Vengo a proponerles iniciar una marcha que nos permita salir de la postración y ponernos en el rumbo del crecimiento con justicia social” y que “No vamos a pagar la deuda a costa de los sueños de los argentinos y las argentinas. Nosotros vamos a cuidar a la patria”.

Flanqueado por la vicepresidenta de la Nación y presidenta del Senado Cristina Fernández de Kirchner y por el presidente de la Honorable Cámara de Diputados Sergio Massa, Fernández hizo un repaso de la situación de crisis económica y social que acucia en la Argentina, con eje en los índices de inflación (53% en el último año); los vencimientos de la deuda externa que alcanzan a 48 millones de dólares de capital y 14 de intereses para este año; los 19 meses de caída de la actividad económica; 35 mil millones de pesos en obras de infraestructuras paradas; aumentos de tarifas de hasta 5 mil % y  familias endeudadas con ANSES.

En referencia el endeudamiento, el presidente afirmó que es momento de decir “Nunca más al endeudamiento insostenible. Nunca más a decisiones que se toman con ínfulas tecnocráticas de la noche a la mañana y de espaldas al pueblo. Nunca más a la puerta giratoria de dólares que ingresan por el endeudamiento y se fugan dejando tierra arrasada a su paso”.

También hizo hincapié en la necesidad de que todos los sectores productivos participen de la tarea de poner de pie a la Argentina y en ese sentido se refirió a que este es un esfuerzo mancomunado que se centrará sobre todo en los más vulnerables. “Comencemos por los últimos para llegar a todos, en Argentina, comer no puede ser un privilegio”. Con respecto a este último punto, se refirió a los productores de hortalizas, a los chacareros que producen para abastecer el mercado interno: “El campo debe ser un protagonista importante. Los hemos convocado para que con su esfuerzo colaboren en la lucha contra el hambre”.

Sin embargo, se refirió en particular a los grandes exportadores, de quienes afirmó: “Deben hacer el esfuerzo aquellos que producen y exportan porque son los que mejores condiciones tienen en la Argentina de hoy. Que el campo crezca es uno de nuestros objetivos. Hemos hecho una oferta generosa en materia de derechos de exportación en el que solo se incrementa uno de veinticuatro cultivos”.

Otros temas importantes que el mandatario enunció en su discurso fueron la reforma judicial y de la inteligencia, la política social orientada hacia las mujeres, la eliminación de los regímenes jubilatorios de privilegio y la recuperación del rol de las fuerzas armadas. En este punto se refirió especialmente al ascenso post mortem de los submarinistas fallecidos del ARA San Juan y a la importancia de que los miembros de las cúpulas militares se hayan formado íntegramente en democracia. En relación con los Derechos Humanos, anunció la puesta en valor del espacio para la memoria El Campito en Campo de Mayo. También hizo referencia a la política en torno a las Islas Malvinas y del Atlántico Sur y al proyecto para reacomodar los límites de la república de acuerdo con una resolución de las Naciones Unidas.

A modo de cierre, recuperó la figura del general Manuel Belgrano al cumplirse doscientos años de su fallecimiento y doscientos cincuenta desde su nacimiento y concluyó alentando a la unidad de todos los argentinos y las argentinas. A modo de cierre, citó al General Perón, tres veces presidente de la República: “En las crisis, como supo decir Perón: ‘no puede haber nada mejor para un argentino que otro argentino’”.

You cannot copy content of this page