“Cuando uno dice que sus macanas son culpa de su esposa, eso no es peronismo”

El exsecretario de Comunicaciones y de Comercio de Néstor y Cristina Kirchner y precandidato a diputado Guillermo Moreno brindó definiciones sobre la polémica por la publicación de fotografías del presidente en una fiesta durante el aislamiento social.

El exsecretario de Comunicaciones y Comercio Interior durante los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández Guillermo Moreno se refirió en una entrevista a los hechos de público y notorio conocimiento ocurridos en las últimas horas, con la publicación de una serie de fotografías que muestran un evento que tuvo lugar el 14 de julio de 2020 en la residencia presidencial de Olivos, cuando el presidente de la Nación recibió a un grupo de personas con motivo de la celebración de un cumpleaños familiar. El referente peronista, economista y empresario, precandidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires por el Partido Republicano Federal en alianza con el partido fundado por el propio Moreno, Principios y valores, manifestó que “cuando usted no defiende el interés nacional, eso no es peronismo. Y cuando usted dice que sus macanas son culpa de su esposa, eso tampoco es peronismo”.

El dirigente se refirió así al pedido de disculpas públicas del presidente de la Nación Alberto Fernández, quien en un acto en la localidad de Olavarría dijo que “El 14 de julio, día del cumpleaños de mi querida Fabiola, ella convocó una reunión con sus amigos, a un brindis que no debió haberse hecho. Lamento que haya ocurrido”. Moreno expresó al respecto: “Uno nunca ha tenido la experiencia de un político que dijese: ‘No, la culpa es de mi esposa’. Claramente eso no es de peronistas”.

Asimismo, el precandidato se refirió a la controversia por el “peronómetro”, uno de los argumentos favoritos del debate entre el sector peronista de la política argentina. Ante la pregunta de si existe el “peronómetro”, Moreno expresó: “Existe la doctrina, está claro que hay parámetros ordenadores, no es que se pueda hacer y deshacer al propio antojo”.

A ese respecto, Moreno se diferenció de ciertas expresiones públicas de la vicepresidenta de la Nación, sosteniendo que “Cuando usted dice que no va a aumentar unas jubilaciones paupérrimas porque está endeudado, eso no es peronismo”.

El empresario lleva una campaña muy activa en la provincia de Buenos Aires, que ha llamado la atención de los medios de comunicación por la austeridad de los recursos con los que se maneja la publicidad de la propuesta, cuyos pilares de campaña están puestos en la seguridad, en una reforma judicial que incluya la creación de la carrera de juez para desactivar la concentración del Poder Judicial de la Nación en manos de la llamada “familia judicial” y en la recuperación de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para la provincia, como antes de la autonomización de la misma en el año 1996.

De acuerdo con los números manejados por las encuestas, la intención de votos del precandidato peronista en la provincia de Buenos Aires ronda los 8 puntos, que de efectivizarse en las elecciones de septiembre y noviembre le aseguraría la banca en el Congreso de la Nación. Moreno capitaliza en su haber buena parte del electorado del Frente de Todos disgustado con las políticas del gobierno, pero también apunta a recaudar la fracción peronista de votos que tiene el frente Juntos por el Cambio.

Total
29
Share
You cannot copy content of this page