¿Se viene otro ciclo de endeudamiento?

El director argentino y representante por el Cono Sur en el directorio del FMI Sergio Chodos aseguró hoy que el gobierno podría recibir “fondos frescos” del organismo y que las partes retomarán las negociaciones la semana próxima.

Este sábado, el director argentino y representante por el Cono Sur en el directorio del Fondo Monetario Internacional (FMI) Sergio Chodos brindó una entrevista radial en la que deslizó la posibilidad de que el gobierno de Alberto Fernández reciba “fondos frescos” de la entidad de crédito, eufemismo para un nuevo proceso de endeudamiento del Estado argentino. A su vez, Chodos señaló que si bien “no hay apuro” en las negociaciones, sería conveniente cerrar el acuerdo antes de mayo. En la segunda mitad de ese mes, la Argentina debe afrontar un vencimiento de cerca de USD 2.400 millones con el Club de París.

Según Chodos, la economía argentina tendrá una “recuperación importante” este año, pero enfatizó la necesidad de “pensar a mediano y largo plazo”. Asimismo, el ejecutivo desestimó las versiones que señalan que la reciente ley de movilidad provisional sancionada por el Congreso, y en la que el gobierno tomó la recaudación previsional pero no la inflación como variable a tener en cuenta para ajustar el valor de las jubilaciones, haya sido en respuesta a un pedido del Fondo.

Respecto de los “fondos frescos” que podría aportar el organismo, la respuesta del ejecutivo del FMI fue que “no se van a utilizar para financiar la fuga de capitales” y que “no vamos a hacer un ajuste con en el 2001 o en la gestión (del exministro Nicolás) Dujovne”. Sin embargo, medidas como la interrupción del Ingreso Familiar de Emergencia, cuya cuarta entrega se había anticipado para los meses de agosto o septiembre del año pasado pero que finalmente se suspendió en la misma semana de arribo de la comitiva del FMI al país, o la propia fórmula de aumento de jubilaciones y pensiones no resultan auspiciosas. Se trate o no directamente de instrucciones del FMI, tales medidas dan cuenta de la intención del gobierno del Frente de Todos de reducir el “gasto social”.

En otro orden, Chodos rechazó que la Argentina sea el país con mayor presión fiscal y también que la política económica actual haya incurrido en atraso cambiario. De este modo, ratificó una de las decisiones clave que el gobierno se propone para este año: evitar un salto brusco del valor del dólar. Chodos dijo, sin embargo, que “es importante que se discuta una reforma tributaria”, que según algunos analistas podría ser una de las “reformas estructurales” a incluir en el programa de “Facilidades Extendidas” con el Fondo. De hecho, el funcionario ratificó algo que había señalado anteriormente Guzmán: “aspiramos a un programa de facilidades extendidas de 7 a 10 años”, precisó. Justamente, por tratarse de un programa de tan largo plazo, que involucraría una prórroga significativa del período de pagos y también un volumen importante de refinanciamiento (la Argentina le debe al organismo cerca de USD 45.000 millones), algunos economistas y observadores, como Héctor Torres, quien durante la gestión ministerial de Roberto Lavagna ocupó la posición que detenta actualmente Chodos, creen que la negociación con el Fondo incluirá sí o sí “reformas estructurales”.

You cannot copy content of this page