Precios fuera de control, ¿qué pasará el año que viene?

Tras el fin del programa de Precios Máximos, la Secretaría de Comercio Interior a cargo de Paula Español busca sostener el nivel de aumentos de los precios en el orden del 5%, pero los empresarios no parecen predispuestos a negociar con el gobierno.

El poder ejecutivo nacional encarnado en la Secretaría de Comercio presidida por Paula Español busca que el fin del programa de Precios Máximos, que ya fue pactado con los supermercadistas, resulte menos agresivo de lo que estos últimos desean, por lo que está negociando que las subas de precios de den de manera paulatina, escalonada, comenzando por un aumento del 5%. Sin embargo, la funcionaria encargada del área no parecería estar imponiendo su autoridad ante los empresarios, por lo que ante el fin del control de precios, sobreviene la incertidumbre.

Mientras tanto, fuentes oficiales de la Secretaría de Comercio interior afirman que “aunque los productos salgan (del Programa de Precios Máximos, que finaliza el próximo 31 de diciembre y no será renovado el próximo año) seguimos en interacción permanente con las empresas y estamos en una negociación coordinada por monitoreo de precios”. No obstante, desde los rubros productivos están calculando un tipo de cambio al alza al hacer costos, tomando en cuenta la importación de insumos como packaging o bienes de capital, lo que repercutiría en los precios volcados al comercio de bienes de consumo en las góndolas.

Para paliar la situación, Español negocia la ampliación del programa Precios Cuidados y estima que a lo largo de 2021 podría llevar los 400 productos actuales que componen el programa a 1000 artículos o más. La ampliación consistitía, según lo informan, en la apertura de la oferta de los productos, para que el plan, que vence el próximo 6 de enero, pueda ofrecer más de una marca y/o presentación de cada producto genérico. A partir de esa fecha se espera la renovación del programa, incluyendo nuevos artículos y actualización de los precios.

Respecto de Precios Máximos, las empresas presionan al gobierno para que este les permita finalizar el congelamiento de los precios actuales antes de la fecha prevista a fin de año, aduciendo pérdidas económicas derivadas del retraso. Por el momento, el gobierno no ha cedido en ese sentido y advierte que los incumplimientos pueden acarrear multas en contra de los infractores.

You cannot copy content of this page