Luis Arce asumió la presidencia de Bolivia

En presencia de mandatarios de la región, entre quienes estaba presente el mandatario argentino Alberto Fernández, el candidato del MAS asumió la presidencia de su país luego de un año de efectuado el golpe de estado contra Evo Morales.

08-11-2020 Bolivia: El presidente Alberto Fernández se reunió esta tarde en la Casa Grande del Pueblo de la ciudad de La Paz con su par de Bolivia, Luis Arce, quien asumió hoy la primera magistratura. Foto: Presidencia/cf

Luis Arce asumió formalmente su cargo de presidente de Bolivia al prestar su juramento de rigor ante la Asamblea Legislativa Plurinacional y selló el regreso de la democracia al país hermano. Minutos antes lo hizo vicepresidente David Choquehuanca en el edificio del Parlamento, ataviado con grandes banderas de Bolivia y whipalas.

Con la presencia de varios mandatarios de la región, entre los que estaba el presidente argentino Alberto Fernández, Arce se convirtió en nuevo presidente de Bolivia. De esa forma, el Movimiento al Socialismo (MAS) recuperó el poder luego del golpe de Estado que se efectuó hace exactamente un año contra Evo Morales y Álvaro García Linera.

Arce juró “por los próceres de la independencia, por nuestra Madre Tierra, por los dioses de nuestros ancestros, por nuestras hermanas y hermanos que dieron la vida por la democracia y por la igualdad entre todos los seres, desempeñar las altas funciones como presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, en estricto cumplimiento de la Constitución Política del Estado y las leyes del Estado Plurinacional de Bolivia”.

El “sí, juro” con que Arce respondió a la extensa fórmula desató una ola de aplausos y gritos de “jallalla” (viva en idioma aimara), mientras el vicepresidente, Davir Choquehuanca, quien asumió minutos antes y condujo la Asamblea Legislativa, completaba el juramento. “Si así lo hace, que nuestros próceres de la liberación, que nuestros héroes contra el Estado colonial y el pueblo boliviano lo premie, caso contrario lo castigue. Queda, hermano, usted posesionado como presidente del Estado Plurinacional de Bolivia”, completó Choquehuanca entre los aplausos de todo el recinto.

La asunción comenzó con una ceremonia ancestral realizada en las inmediaciones de la Plaza Murillo, donde las autoridades indígenas pidieron a la Pachamama y al Tata Inti unidad, reconciliación entre los bolivianos y sabiduría a los nuevos gobernantes para sacar adelante al país y recuperarlo de la crisis que se encuentra sumido en la actualidad.

“Jamás será pisado el poncho, somos dueños legítimos de la Patria, los inquilinos nos quisieron engañar pero no somos vengativos, los perdonamos, pero debemos reconciliarnos y espero que reflexionen”, manifestó el Abuelo Lucas, presidente vitalicio del Consejo de Amautas Ancestrales de Tiwanaku.  A su vez, Mama Lupe pidió recordar a las personas fallecidas durante las intervenciones ordenadas por el gobierno de Jeanine Áñez y afirmó que sus muertes no serán en vano ya que el país los recordará por siempre.

En ese sentido, Arce también se expresó y agradeció a las autoridades ancestrales sus deseos y pedidos. “Agradecemos a los Amautas y Mama T’allas que desde tempranas horas de la mañana, en Plaza Murillo, prepararon el ritual de ofrenda y agradecimiento a la Pachamama. Recibimos las bendiciones de la Madre Tierra en esta nueva etapa en Bolivia. Vamos a salir adelante”, apuntó el futuro mandatario a través de sus redes sociales.

Luego de la ceremonia formal de asunción, Arce ofreció un almuerzo a los jefes y representantes de Estado en la Casa Grande del Pueblo.

Por su parte, el expresidente Evo Morales envió un mensaje de agradecimiento al pueblo argentino y a los líderes de la región que brindaron su apoyo a lo largo del proceso de persecución que sobrevino al golpe de estado cívico y policial que forzó la renuncia del mandatario el pasado 10 de noviembre de 2019. Entre ellos, nombró especialmente al presidente de Paraguay Mario Abdo, quien cedió el espacio aéreo de su país para que un avión mexicano rescatara a Morales y lo trasladara hacia México, donde Andrés Manuel López Obrador lo recibió. Finalmente, fue el presidente argentino quien tramitó la estadía del líder boliviano en la Argentina, desde donde partió hacia su patria.

Respecto de la relación con Arce, el flamante presidente afirmó que será él y no Morales quien gobierne durante el próximo periodo, aunque hay quienes sostienen que debería convocar a elecciones sin proscripciones para que Evo Morales, quien fue derrocado tras denuncias de supuesto fraude electoral, pueda volver a la primera magistratura.

You cannot copy content of this page