La economía cayó en un 11,6% desde las PASO

El INDEC dio a conocer que la actividad económica acumuló en los primeros ocho meses del año una caída de 12,5% con relación al mismo período de 2019. En la comparación con julio, subió 1,1%.

El Estimador Mensual de la Actividad Económica de Argentina (EMAE) se contrajo un 11,6% interanual promedio en agosto, afectado por la recesión que soporta el país, en un camino agravado por la pandemia de coronavirus. En la medición de la serie desestacionalizada, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) registró en agosto un incremento de actividad 1,1% con relación a julio y continuó recuperando parte de la retracción acumulada en el período marzo-abril.

Con excepción de Intermediación financiera (+4,1%), el resto de los sectores registró caídas en agosto con respecto al mismo mes de 2019. Los sectores Hoteles y restaurantes (-56%) y Otras actividades de servicios comunitarios, sociales y personales (-53,7%) fueron los de mayor caída interanual.

Los datos de actividad económica del INDEC confirman que el piso de la recesión por la cuarentena se produjo en abril de este año. La variación de agosto “responde al mal desempeño de los sectores de construcción, comercio, industria y minería.

A la crisis económica de escasez de oferta y demanda, hay que agregarle una crisis financiera, por los que los analistas revisan las proyecciones a la baja. “La persistencia de este fenómeno y las habilitaciones que permiten retomar la actividad en algunos sectores, en mayor o menor grado, comienzan a reconocerse en el comportamiento de las series e incorporarse en el proceso de desestacionalización”, refirió el INDEC.

El INDEC registró en abril una fuerte contracción del 26%, la mayor caída al menos desde 1993. El EMAE, que es un adelanto de lo que luego refleja el Producto Interno Bruto (PIB), viene de derrumbarse un 13,2% interanual en julio, contra una contracción del 3,7% en agosto del año pasado.

Los datos muestran una proyección del comportamiento de la economía durante el virtual primer año de gestión del presidente Alberto Fernández, pues en agosto de 2019 se produjeron las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) tras las que Fernández resultó el candidato presidencia más votado, por una diferencia cercana a los quince, lo que ya prácticamente lo consagró como primer mandatario. Luego de esa elección, el gobierno saliente permitió que una corrida bancaria devaluara en un 50% la moneda nacional, lo que elevó los precios de los insumos básicos de la canasta de los trabajadores.

You cannot copy content of this page