Galperín no tiene para contratar camioneros, pero sí para un kiosco en México por USD 420 millones

El dueño de MercadoLibre, quien tuvo un conflicto con el gremio de los Moyano por haber afiliado a transportistas a sindicatos con menores salarios, abrió una nueva sucursal en la ciudad mexicana de Jalisco, con una inversión de 420 millones de dólares.

Mercado Libre continúa sus planes de expansión en México: la empresa argentina de eCommerce anunció una inversión de US$ 27 millones en un nuevo centro de distribución ubicado en Jalisco. La empresa argentina planea invertir este año alrededor de US$ 420 millones en el país latinoamericano para acelerar su crecimiento. Es un 49% más de lo que invirtieron en 2019. De esta manera, el magnate de la venta por internet apuesta a internacionalizar su influencia, aunque en Argentina tiene algunos problemas. Días atrás, había sido denunciado públicamente por el gremio de camioneros, quienes bloquearon uno de los centros de distribución de la empresa en protesta por la irregularidad en los contratos de los empleados de Galperín.

Con esta nueva sucursal mexicana, el empresario acelerará las entregas en una región central clave y se espera que comience a funcionar en noviembre. La Asociación de Internet mexicana analizó la tendencia y el crecimiento del fenómeno eCommerce durante la pandemia en México y prevén un incremento del 40% este año. Las ventas online en el país crecieron entre 15% y 60%. MercadoLibre se posiciona como una de las empresas más fuertes en México habiendo captado más de un millón nuevos compradores durante la pandemia, según datos oficiales de la empresa. Esta tendencia se repite en Argentina, lo que posiciona al grupo de Marcos Galperín dentro de ese puñado de privilegiados que han logrado pingües ganancias durante el aislamiento social preventivo y obligatorio. En paralelo, las denuncias por no cumplir con los contratos que hubieran correspondido por las tareas asignadas a los empleados, que deberían de enmarcarse en el contrato del sindicato de camioneros, contrastan con la pujanza que demuestra la empresa.

En el primer trimestre de 2020, MercadoLibre lanzó inversiones a través de su plataforma en México. La empresa permite a pequeños usuarios invertir el saldo de sus billeteras digitales MercadoPago en fondos comunes de bajo riesgo. El fundador de MercadoLibre, Marcos Galperín, reconoció que aún queda mucho por hacer en materia de logística en América Latina. “Nos estamos metiendo en supermercados. En algunos casos, estamos yendo a comprar determinadas categorías y vender nosotros mismos los productos. En México y Brasil competimos con Amazon en algunas de esas categorías y nos está yendo bien”, comentó. Galperín también resaltó el crecimiento del comercio entre fronteras. “Además, todo lo que tiene que ver con fintech seguirá firme. MercadoPago, por ejemplo, tiene un crecimiento increíble”, destacó. Ejemplificó que en la Argentina, un país de altísima inflación donde a mitad de mes ya se perdió un 3% del poder adquisitivo, MercadoPago generó cuentas digitales. Uno de sus países más fuertes en la región es Brasil. Tiene previsto para este año invertir 3.000 millones de reales (US$ 718 millones) especialmente en los sectores financieros y de logística, según dijo el director de operaciones, Stelleo Tolda.

Paradójicamente, MercadoPago también está sindicada de operar de manera irregular, pues a contramano de lo que afirma en sus publicidades, la operatoria que utiliza es similar a la operatoria bancaria, mientras que el contrato de los empleados no se adapta al convenio colectivo de los bancarios, sino de los empleados de comercio, que cobran un salario ostensiblemente más bajo.

You cannot copy content of this page