El gobierno dictaminó que los trabajadores a distancia estén cubiertos por la ART

La medida salió publicada en el Boletín Oficial. Los domicilios de los trabajadores que se queden a realizar sus labores en sus hogares serán considerados como “ámbitos de trabajo” y estarán contemplados por las Aseguradoras de Riesgos del Trabajo.

En el contexto de la emergencia sanitaria, el domicilio de los trabajadores que realicen sus tareas desde sus casas será considerado como “ámbito laboral”, por lo que dichos trabajadores estarán cubiertos por las Aseguradoras de Riesgos del Trabajo (ART). Por ese motivo, los empleadores deberán informar a las ART la nómina y domicilio donde los trabajadores realizarán las tareas, especificando cantidad de días y horas por semana. Así lo dispone la Resolución 21/2020 de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT), publicada este martes en el Boletín Oficial. En los fundamentos de la medida se señala que “a fin de mitigar la propagación del Coronavirus COVID-19, algunas de las prestaciones laborales desarrolladas por los trabajadores deben realizarse en sus domicilios particulares”.

En consecuencia, la cobertura de accidentes laborales se extiende a esos domicilios por lo que los empleadores tienen “la obligación de denunciar a la ART correspondiente la nómina de los trabajadores alcanzados por esta medida y el domicilio en el que desarrollarán sus actividades laborales”.

Por tratarse de una modalidad de trabajo “transitoria y excepcional”, la resolución de la SRT aclara que, en estos casos, “no se aplican las normas específicas sobre teletrabajo” que, entre otras medidas, establece que los empleadores pueden verificar las condiciones del lugar donde los trabajadores ejecutan sus tareas y proveerlos de silla ergonómica, almohadilla para mouse, extintor portátil contra incendio (matafuego de 1 kilo) y botiquín de primeros auxilios.

You cannot copy content of this page