El gobierno analiza bajar las retenciones

El gabinete económico estudia una baja en los derechos de exportación para estimular la llegada de divisas al país. Asimismo, podría subir la tasa de interés para desincentivar que los pesos se vuelquen al dólar.

El gabinete económico del gobierno nacional estudia la posibilidad de alterar los derechos de exportación a las commodities, que podrían bajar de forma temporaria para impulsar a los productores a vender y generar mayor oferta de divisas entre octubre y diciembre. Hoy, las retenciones a la soja se ubican en 33% y las de maíz, en 12%.

De acuerdo con lo que suponen los cálculos del gobierno, si se redujeran por un tiempo algunos puntos estos derechos, los productores venderían porque necesitan fondearse para la próxima campaña. En el caso del maíz, los productores vendieron el 71% de la cosecha, mientras que en el caso de la soja, se comercializó el 62% hasta el momento. Fuentes allegadas a esa industria afirmaron que el gobierno espera duplicar las ventas de septiembre: llevarlas de 2 a 4 millones de toneladas, entre soja y maíz. Sostienen que si el gobierno le mejora el precio al productor por algunos meses, lograría que muchos vendieran y aumentaría así la oferta de dólares. Por un lado, porque pensarían que luego volverán a tener un precio más bajo. Y por otro, porque las autoridades vienen defendiendo el tipo de cambio oficial a rajatabla, a pesar de las expectativas de devaluación que existen en el mercado.

Otra medida llegaría desde el Banco Central por el lado de la política monetaria. Fuentes oficiales remarcaron el fin de semana que luego de la reunión de directorio del Banco Central, que suele realizarse los jueves, podrían comunicarse las novedades. Según trascendió, uno de los anuncios de la entidad monetaria podría ser una suba de la tasa de interés, que hoy se ubica en 38%.

Si bien desde el comienzo de la gestión el titular del Banco Central (BCRA) Miguel Pesce insistió en la reducción de la tasa de interés para dinamizar la actividad hoy el problema es que los pesos sobrantes se van al dólar y ello presiona no solo el tipo de cambio oficial, sino también el resto de las cotizaciones. La tasa de interés, sostiene el ministro de Economía Martín Guzmán, debe ser lo suficientemente atractiva para el ahorro, pero sin descuidar la producción.

Tras el encuentro en la quinta de Olivos que tuvo lugar este fin de semana, trascendió también que los ministros trabajaron sobre medidas que apuntan a sectores como energía y minería. “Lo que se busca es brindar reglas de juego que impidan que esos sectores queden dañados por el esquema de regulaciones cambiarias”, afirmaron.

Por otro lado, se anunciaría también esta semana el Fondo de Compensación para el sector agrícola, que estaba establecido en la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva sancionada en diciembre y que nunca fue puesto en práctica. Concretamente, se había estipulado que parte del aumento de las retenciones a la soja sería devuelto a los pequeños productores a modo de subsidio. En ese momento, los números que se manejaban ascendían a USD 350 millones, pero fuentes oficiales afirmaron que finalmente terminarán recibiendo USD 44 millones.

En la reunión del sábado por la tarde, estuvieron presentes el presidente Alberto Fernández, el jefe de Gabinete Santiago Cafiero, la vicejefa Cecilia Todesca, Guzmán, el canciller Felipe Solá, el ministro de Desarrollo Productivo Matías Kulfas, Pesce y el secretario de Asuntos Estratégicos Gustavo Béliz. La cumbre duró más de tres horas y se hizo en el quincho de la quinta presidencial.

You cannot copy content of this page