Alberto interpeló a la oligarquía: “deben hacer el esfuerzo porque tienen mejores condiciones en la Argentina”.

El presidente de la Nación remarcó la importancia de la producción agropecuaria: de los chacareros en la lucha contra el hambre y de los exportadores en el financiamiento del estado. “Que el campo crezca es uno de nuestros objetivos”, dijo.

En su discurso ante la Asamblea Legislativa, Alberto Fernández distinguió a los pequeños productores agropecuarios de los grandes exportadores de granos y asignó a cada sector una importancia específica en la tarea de “poner de pie a la Argentina”. A los horticultores los convocó a participar de la lucha contra el flagelo del hambre, mientras que a la oligarquía sojera le advirtió que: “Nos hemos ocupado de mejorar las condiciones del sector. Partiendo de allí y queriendo preservar el mejor desarrollo del campo, hemos hecho una propuesta generosa en materia de derechos a las exportaciones en la que solo se incrementa uno de un total de veinticinco cultivos”.

“Nuestro nuevo contrato de ciudadanía social es claro en su rumbo económico”, expresó el presidente. “En este proceso de desarrollo económico federal y en un marco de crisis fiscal como el que vivimos, el campo debe ser un protagonista importante. Los hemos convocado para que con su esfuerzo colaboren en la lucha contra el hambre. Los horticultores, los productores de fruta, de cereales, de carne o de leche tienen mucho que dar a los que necesitan. Pero también deben hacer el esfuerzo aquellos que producen y exportan porque tienen mejores condiciones en la Argentina de hoy”.

“Que el campo crezca es uno de nuestros objetivos”, continuó. Para ello “nos hemos ocupado de mejorar las condiciones para que los productores del campo tengan un más fácil acceso al crédito. Hemos cuidado que el precio de los combustibles no los afecte tampoco. Una divisa estabilizada ayuda mucho a la hora de comprar insumos. Partiendo de allí y queriendo preservar el mejor desarrollo del campo, hemos hecho una propuesta generosa en materia de derechos a las exportaciones en la que solo se incrementa uno de un total de veinticinco cultivos que hoy están afectados por esos derechos”.

Para finalizar, Fernández aclaró que “la propuesta la hemos sometido a consideración del sector y además preserva la situación de los pequeños productores, respeta en un todo las condiciones que nos fueran impuestas por la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva. Ello resulta absolutamente favorable para muchos cultivos, pero particularmente para el desarrollo de las economías regionales”.

You cannot copy content of this page