Rusia iniciará hacia junio la prueba en humanos de la vacuna contra el COVID-19

Las autoridades de Rusia han sugerido que las pruebas se realicen exhaustivamente para garantizar que la vacuna no acarree efectos adversos. Hasta ahora, se ha testeado de manera satisfactoria en ratones y hurones y se están iniciando las pruebas en monos.

El centro de biotecnologías Vector, con sede en la ciudad rusa de Novosibirsk, y la Oficina de Protección al Consumidor de Rusia (Rospotrebnadzor) anunciaron el inicio de pruebas en monos de la vacuna rusa contra el COVID-19. Inicialmente, esta vacuna fue probada en ratones y hurones, que han reaccionado de manera positiva a la solución logrando exitosamente desarrollar inmunidad contra el coronavirus. Ahora, los especialistas procederán a realizar las pruebas en monos y se prevé que se tenga un resultado hacia fines de abril.

“La siguiente etapa será en los humanos”, dijo Rinat Maksyutov, director del Centro de Investigación del Estado Vector al medio ruso Rossiya 1. Agregó que se espera que las pruebas en seres humanos comiencen en junio siempre y cuando se demuestre la eficacia de la vacuna en los niveles de pruebas de laboratorio y no sin antes obtener el permiso del Ministerio de Salud para llevar a cabo la primera fase de las pruebas clínicas.

Además, Makstyukov notó que la vacuna rusa y la vacuna que busca EEUU contra el COVID-19 se diferencian por el procedimiento de pruebas, pues el país norteamericano ha pasado la prueba de su vacuna en ratones y rápidamente iniciaron las pruebas en humanos. Por su parte, Anna Popova, titular de Rospotrebnadzor explicó que la etapa de pruebas clínicas en humanos no será una etapa fácil y mucho menos corta debido a que se debe demostrar la eficacia de la vacuna con la garantía de que no tenga secuelas negativas en los pacientes. “Tenemos que demostrar que no traerá nada más que beneficios, no causará daños”, aseveró Popova. Asimismo, comentó que existe la posibilidad de que la vacuna se pruebe en voluntarios, aunque de momento se está trabajando con el método clásico.

El pasado 1°. de abril, Moscú anunció que se prevé iniciar las pruebas clínicas de la vacuna contra el coronavirus a finales de junio. Al momento de esta publicación, Rusia registraba 4.731 personas infectadas, 43 casos mortales por COVID-19, mientras que 333 personas se han recuperado de la enfermedad.

You cannot copy content of this page