Más de 200 médicos cubanos llegarán a Buenos Aires para atender el pico de la pandemia

El gobierno de Axel Kicillof aceptó el ofrecimiento del presidente Miguel Díaz-Canel de enviar a la provincia 200 profesionales. La Cancillería les otorgará el permiso correspondiente. Llegarán en las próximas semanas para atender el pico de la epidemia.

El aislamiento social y obligatorio dispuesto por el gobierno nacional tiene como principal objetivo postergar el pico de la pandemia en la Argentina. Lo que se busca es ganar tiempo para preparar el sistema sanitario, comprar respiradores y otros insumos médicos, instruir al personal abocado a atender la emergencia y ampliar la planta de profesionales médicos. Con ese objetivo, la Cancillería habilitará el arribo de 202 médicos cubanos a la Argentina que llegarán al Aeropuerto Internacional de Ezeiza en las próximas semanas en un vuelo especial de la aerolínea Cubana de Aviación. Según trascendió, la mayoría de los profesionales serán destinados a la provincia de Buenos Aires donde se espera la mayor afluencia de casos, sobre todo a partir de la primera quincena de mayo.

La negociación ya está cerrada y la decisión política ya fue adoptada. Solo resta que se instrumente el trámite administrativo a través del que se formalizará una excepción especial para la llegada del vuelo en medio del cierre de fronteras dispuesto por el jefe de Estado como parte de las medidas de prevención ante el avance del coronavirus. A diferencia del resto de las personas que llegan a la Argentina del exterior, los médicos cubanos no deberán cumplir con los 14 días de cuarentena obligatoria. Llegan con una declaración jurada avalada por el gobierno de Miguel Díaz-Canel que garantiza que no registraron síntomas de COVID-19 y están sanos, en condiciones de prestar servicio en forma inmediata.

El plan de contingencia con médicos de la isla generó polémica semanas atrás cuando comenzó a gestarse la idea que se instrumentará a fines de abril. Personajes como la extitular de la Oficina Anticorrupción investigada por el delito de encubrimiento y declarada enamorada del expresidente de la Nación Mauricio Macri, Laura Alonso plantearon además en redes sociales un escenario irrisorio: “Si nos faltaba algo, eran los médicos/espías/comisarios cubanos”. Para fortalecer su idea y contribuir a la demonización de los gobiernos de Cuba y Venezuela, Alonso retuiteó un artículo del diario estadounidense The New York Times titulado: “Nicolás Maduro usó a médicos cubanos y a los servicios de salud para presionar a los votantes”.

Días atrás, el gobernador Axel Kicillof había declarado que estaban analizando una propuesta de la Embajada cubana: “Se van a citar a los médicos si no se cubre la demanda”, respondió cuando le preguntaron por el tema. El primer ofrecimiento preveía la llegada de 500 profesionales. También hubo versiones sobre una idea similar de Venezuela, que fue desmentida por fuentes diplomáticas. Actualmente hay médicos venezolanos que residen en la Argentina y que si bien no revalidaron sus títulos, quedaron en condiciones de prestar servicios en virtud de un decreto presidencial que los autorizó en forma excepcional y transitoria. También hay alrededor de 1000 enfermeros, muchos de entre quienes fueron contratados para trabajar frente a un eventual brote de coronavirus.

Asimismo, y de acuerdo con una tradición solidaria que ya lleva seis décadas, médicos y enfermeros cubanos desembarcaron en la ciudad de Milán, norte de Italia, para sumarse a la lucha contra el coronavirus en el hospital de Lombardía. Y otro contingente voló a Qatar con la misma misión: combatir el virus que tiene en vilo a todo el planeta.

You cannot copy content of this page