Lula elogió la política de Alberto ante el coronavirus: “La gente no resucita; la economía sí”

El dos veces presidente de Brasil Luis Inácio “Lula” Da Silva subrayó lo correcto de la política encarada por Alberto Fernández ante la pandemia, bajo la premisa de que “la economía se recupera; una vida humana, no”.

“Brasil está completamente desgobernado. No hay política sanitaria, no hay política económica, Brasil es una nave sin rumbo”, aseguró el dos veces presidente brasileño Luiz Inácio “Lula” da Silva, quien criticó al actual mandatario Jair Bolsonaro por su decisión de impulsar la apertura económica en vez de los esquemas de cuarentena, lo que llevó al país a tener, hasta ahora, 12.400 muertos por coronavirus. En ese sentido, destacó la política encarada por el presidente Alberto Fernández. “Estoy ciento por ciento de acuerdo con él cuando dice “la economía se recupera; una vida humana, no”.

Lula apuntó a “la falta de liderazgos” para enfrentar la pandemia, criticó a Donald Trump y destacó que en América “sólo Alberto Fernández y nuestro amigo presidente de México (por Andrés López Obrador) lo son”. Del resto del mundo rescató las figuras de los presidentes Xi Jinping, de China, y Vladímir Putin, de Rusia. “Sueño con que cambiemos el mundo”, aseguró cuando lo consultaron por lo que espera cuando pase la pandemia. Aseguró que las élites latinoamericanas tienen alma de “perrito faldero” de los poderes internacionales y lo único que buscan es que los estados vendan todo, y con ello se cavan su propia tumba. “No hubo otro gobierno en toda la historia de Brasil que tratara a los empresarios mejor que nosotros, en el cual ganaran más dinero que con nosotros, y ellos no defendieron a Dilma, votaron a Bolsonaro porque les decía que iba a vender todas las empresas estatales”, describió.

“Europa, Estados Unidos, quieren que les compremos todos los productos industrializados y les vendamos solo ‘commodities’, Pero nosotros tenemos que industrializar nuestros países, fortalecer el lugar del Estado. Tiene razón Alberto Fernández cuando dice que lo primero es salvar al pueblo argentino”, analizó el expresidente. En una entrevista televisiva, Lula aseguró que “la única arma para enfrentar al coronavirus es el aislamiento; no es posible que la gente siga viendo día a día morir gente por la pandemia. ¡El único que resucitó fue Jesucristo! La gente no resucita, y en cambio la economía sí”. En ese sentido, se preguntó por qué “si todos sabemos que estamos en guerra contra un enemigo invisible” se pone la lupa en los gastos y los perjuicios económicos, lo que nunca ocurre en los conflictos bélicos. “En la guerra del Paraguay (1864 –1870) Brasil gastó 11 presupuestos de la época”, ejemplificó.

El líder del Partido de los Trabajadores (PT) brasileño, quien estuvo cautivo entre abril de 2018 y noviembre de 2019 acusado de corrupción en causas en las que sigue actualmente procesado, pero en libertad, aseguró también que “hay un movimiento social organizado que cree que Bolsonaro no tiene competencia para seguir gobernando Brasil”. Y resaltó que “las encuestas de opinión pública están mostrando un crecimiento de la insatisfacción con Bolsonaro”. Sobre la llegada de este al poder, Lula, quien ha rechazado permanentemente todas las acusaciones y las ha calificado de persecución política, dijo que fue el resultado de un lobby llevado a cabo por las fuerzas armadas, la policía y los partidos conservadores, bajo el discurso de que “la ‘izquierda’ es el verdadero problema de América latina y la solución eran Bolsonaro y (Mauricio) Macri”.

Destacó además que el actual presidente del Brasil enfrenta una crisis política de proporciones por su enfrentamiento con los gobernadores estaduales que sí impulsan políticas de confinamiento frente al COVID-19. “Yo tengo 74 años y 50 en política, perdía tres elecciones presidenciales y, con el PT, ganamos cuatro, pero nunca vi alguien tan incompetente al frente de un país. Alguien tan grosero. Bolsonaro insulta a las mujeres, insulta a los negros, insulta a los niños, insulta a la ONU, insulta a la Argentina, insulta a Venezuela, insulta a los medios, insulta a los trabajadores. No habla con nadie. Solo con las bandas paramilitares que rodean a sus hijos y con sus fanáticos. Brasil no puede resistir esto”, enfatizó Lula.

Durante la entrevista, el líder del sindicato metalúrgico brasileño, una de las figuras más populares del país que gobernó entre 2003 y 2010, se refirió también a la situación de la pandemia en EEUU, donde el presidente Donald Trump impulsa una política que rechaza las cuarentenas. “EEUU no tiene autoridad moral para hablar, primero porque no creían en el virus, segundo porque creen que solamente los chinos son los culpables, y tercero porque pensaban que la pandemia no les iba a llegar, y hoy son el país con mayor cantidad de casos y de muertos del mundo”, enfatizó.

Finalmente, al repasar las acusaciones de corrupción que lo llevaron a la cárcel, el ex presidente afirmó que él siempre le reclamó a Sérgio Moro y a los demás jueces que lo condenaron que le mostraran “una sola prueba de lo que dicen. No digo dos, digo solo una, pero no lo podrán hacer porque el único objetivo que tenían era impedir que me presentara como candidato a presidente porque sabían que hubiese ganado las elecciones, así como saben que ganaría si me presentase en 2022”. Ante la pregunta de si efectivamente se presentará como candidato para el próximo periodo presidencial, el estadista respondió: “Yo voy a tener 77 años en ese momento, así que no creo. La única posibilidad sería que lo necesitasen desesperadamente las fuerzas políticas de mi país”.

You cannot copy content of this page