General Milani: “Necesitamos un Servicio Civil para la Defensa. Que la situación sea menos gravosa para los sectores populares”

El exjefe del Ejército Argentino César Milani advirtió sobre la necesidad de crear un “Servicio Civil para la Defensa” y convocar a profesionales para dar apoyo logístico, “integrarlos a una orgánica militar y capacitarlos” en el marco de la pandemia por COVID-19 y eventuales futuras catástrofes.

El jefe del Estado Mayor del Ejército (2013-2015) César del Corazón de Jesús Milani exaltó el rol de las Fuerzas Armadas en el contexto de la actual contingencia con crisis sanitaria y económica debida a la irrupción de la pandemia de coronavirus COVID-19. Propuso la instrumentación de un Servicio Civil que se complemente con el actual Ejército Argentino dado a la escasa cantidad de soldados que la integran, que, según el militar, son cerca de 15 mil hombres y mujeres. Asimismo, remarcó que no se trataría de un nuevo servicio militar, sino de una convocatoria al voluntariado civil: enfermeros, cocineros, entre otros.

En ese sentido, el General César Milani insistió en que los argentinos “Necesitamos un servicio civil para la Defensa para enfrentar la emergencia. Es muy importante el rol de las Fuerzas Armadas para lograr que la situación sea menos gravosa para los sectores populares. El Ejército debe triplicar su personal para hacer frente a emergencias como esta”, afirmó.

Además, se refirió al riesgo que supone una explosión de casos en Brasil, a la desinversión en las FFAA por la gestión de gobierno de Mauricio Macri y a las causas por delitos de lesa humanidad de las que fue absuelto. “La reacción del gobierno de Brasil es preocupante. Pueden tener una explosión de casos, por lo que habría que reforzar la presencia de las Fuerzas Armadas en la frontera”, alertó. Por otro lado, sostuvo que “durante el macrismo se redujo a las Fuerzas Armadas porque no creen en el poder del Estado. En esta época de crisis del capitalismo salvaje, se revaloriza el rol del Estado”.

En referencia a las causas por delitos de lesa humanidad, señaló que “fui objeto de una campaña de desprestigio articulada por el multimedios Clarín, apoyado por ciertos sectores de militares retirados, sectores de inteligencia, como Stiuso, y también por sectores del Poder Judicial y de la oposición de ese momento. La causa por la red de inteligencia fue una operación de Daniel Santoro, Gerardo Morales y el juez Ercolini, es la estrategia del lawfare”, expresó en declaraciones radiales.

Finalmente, se refirió a las relaciones con algunos sectores de las Fuerzas y al repudio del que ha sido víctima por parte de ciertos camaradas de armas. Sim embargo, ratificó su adhesión al gobierno nacional-popular que encabezó Cristina Fernández de Kirchner, dos veces presidenta y actual vicepresidenta de la Nación: “La mayoría de las Fuerzas Armadas me considera un traidor porque apoyé a un gobierno popular y porque me abracé con Hebe de Bonafini. Creo que los grandes proyectos populares tienen grandes Fuerzas Armadas”, concluyó.

You cannot copy content of this page