Francisco rezó en apoyo a un cura villero que contrajo coronavirus

Se trata de Basilicio Brítez, conocido como “Bachi”, quien se encuentra internado en la Clínica San Camilo con COVID-19. “La está peleando porque no está bien”, detalló el Sumo Pontífice en un video difundido por las redes sociales.

Este viernes monseñor Eduardo García, Obispo de San Justo, recibió una sorpresa en su despacho: un video del Papa Francisco que busca acompañar en el camino de la superación del coronavirus al padre Basilicio “Bachi” Brítez, internado con COVID-19 en la Clínica San Camilo de la ciudad de Buenos Aires. El saludo fue extensivo a los sacerdotes de La Matanza que están con problemas de salud a causa de la pandemia.

“El Papa realmente se hace tiempo para todo y nos sigue escuchando, aunque no esté acá. Es la Iglesia madre que nos abraza”, sostuvo a el obispo García muy emocionado por el mensaje de Francisco.

“Tres de los curas que trabajan entre ustedes están enfermos. Pienso principalmente en el padre Bachi, el pionero de Villa Palito, y que después fue a San Petesburgo, Puerta de Hierro, todos esos barrios a los cuales él dedica su vida. Él en este momento la está peleando, la está peleando porque no está bien”, manifestó el Sumo Pontífice en las imágenes.

Francisco pidió oraciones y cercanías en este tiempo de enfermedad: “Quiero decirles que estoy cerca de ustedes, que rezo por ustedes, que los acompaño en este momento. Todo el pueblo de Dios junto a sus curas enfermos. Es el momento de dar gracias a Dios por el testimonio de esos curas, pedirles por la salud y seguir adelante”.

El padre “Bachi”, quien vive y lleva a cabo sus actividades de servicio pastoral en la Parroquia San Roque González y Compañeros Mártires del Barrio Almafuerte, está internado desde el 21 de junio. Las últimas precisiones médicas aseguraron que se encuentra estable.

El saludo del Papa arribó en el marco de un cruce de reclamos de los curas de las villas de La Matanza con las autoridades municipales, situación que está en la vía del diálogo y en las cuales recibieron respuestas bien concretas que benefician la vida de los vecinos de las barriadas más humildes. Los curas villeros son los que le hacen frente a la pandemia en medio de tantas carencias, desde las básicas hasta las estructurales.

El 21 de junio, “Bachi” informó su situación de salud. “Hoy me dieron el resultado que, por cierto, fue positivo. Ahora, estoy armando las medidas de aislamiento correspondientes, ya estamos con el Obispo trabajando en el tema y estaré yendo a un lugar para alejarme y, de paso, estar más tranquilo”, expresó durante aquella entrevista. “Yo estoy bien, pero, cuando uno se expone mucho, sabemos que estas cosas pueden ocurrir”, continuó. “Ahora, hay que rezar y acompañarnos desde ahí”, enfatizó. Así que, seguramente, iré a una clínica donde pueda estar más asistido, porque yo estoy dentro de los considerados pacientes de riesgo: tengo diabetes, presión alta y problemas en los riñones”, detalló por aquel entonces.

El mensaje completo del papa Francisco

Queridos hermanos y hermanas. Quiero estar cerca de ustedes en este momento que sé que la están peleando con la oración y los médicos que ayudan. Tres de los curas que trabajan entre ustedes están enfermos. Pienso principalmente en el padre Bachi, el pionero de Villa Palito, y que después trabajó en San Petersburgo, Puerta de Hierro, todos esos barrios a los cuales él dedica su vida. En este momento la está peleando. La está peleando porque no está bien. Quiero decirles que estoy cerca de ustedes, que rezo por ustedes, que los acompaño en este momento. Todo el pueblo de Dios junto a sus curas enfermos. Es el momento de dar gracias a Dios por el testimonio de esos curas, pedirles por la salud y seguir adelante.

Que Dios los bendiga y no se olviden de rezar por mí.

You cannot copy content of this page