El gesto de Francisco en el aniversario del fallecimiento de Perón: le envió un rosario a Isabel

La expresidenta de la Nación, viuda del tres veces presidente de los argentinos Juan Domingo Perón, de cuya muerte se cumplen hoy 46 años, lleva una vida austera y discreta en Madrid. El Pontífice le hizo llegar el obsequio para esta fecha tan especial.

Por intercesión de Diego Mazzieri, un joven abogado e historiador rosarino que estaba escribiendo una biografía de la presidenta de la Nación derrocada el 24 de marzo de 1976, el Papa Francisco le envió un rosario a María Estela Martínez de Perón, también llamada Isabel Perón, en el 46°. aniversario del fallecimiento del tres veces presidente y esposo de Isabel, Juan Domingo Perón. Fue Mazzieri quien le facilitó el mecanismo para hacerle llegar el obsequio a la viuda de Perón que en Madrid lleva una vida casi de reclusión. Mazzieri confirmó el gesto del papa Francisco y también el mensaje de agradecimiento de Isabel Perón al pontífice argentino a través de su sobrina, Norma Estela Ferreiro Martínez.

Isabel Perón es una mujer de sólida formación católica y muy religiosa. Ya no asiste a misa como solía hacer, pero recibe la comunión en su casa. Mazzieri comentaba que, así como Perón en sus discursos recurría a ejemplos de la filosofía y de la historia, Isabel solía apelar a las vidas de los santos que conocía muy bien.

Quizás sea a imagen y semejanza de ellos que la expresidenta ha optado por refugiarse en un abnegado silencio y no responder jamás a la catarata de acusaciones que regularmente se abaten sobre ella y sobre su gobierno. De hecho, anualmente, son muchos los partidos y organizaciones que llevan a cabo la proeza de condenar el golpe de Estado del 76 sin mencionar a su primera víctima, la presidenta, que pasó 5 años en prisión -inédito en la historia argentina- y, como señala Mazzieri, víctima de secuestro extorsivo, ya que la Junta Militar le ofrecía el exilio a cambio de su renuncia.

Isabel ha optado casi permanentemente por el silencio. Así como no quiso nombrar abogado cuando la encarcelaron los militares porque aseguraba no haber cometido ningún delito, tampoco en años posteriores ha esgrimido argumentos en defensa propia, convencida tal vez de que sólo el tiempo disipará malentendidos y calumnias.

El rosario que le envió Francisco es uno de factura un poco más especial que los que el pontífice suele ofrecer, de perlas blancas. Le llegó a Isabel junto con el mensaje del recuerdo del Papa hacia quien considera fue prenda de unidad de los argentinos, contó Mazzieri. Isabel Perón ha aceptado el rosario para usarlo y en el mensaje de voz que grabó se declara muy feliz y muy agradecida al Papa Francisco por haberse acordado de ella. La viuda del General no está escribiendo un libro, afirma Diego Mazzieri. Su biografía, de próxima aparición, no es autorizada, pero el autor ha tenido sí el privilegio de poder consultar a Isabel Perón sobre algunos episodios concretos de su singular trayectoria.

You cannot copy content of this page