Coronavirus: el caso venezolano

A pesar de la crisis, los números de la pandemia se mantienen estables. Maduro decretó medidas de aislamiento social no bien se conoció la llegada del virus al estatus de pandemia. Ahora, Venezuela posee 204 casos, con 111 recuperados y 9 fallecidos.

A pesar de los bloqueos y los intentos denodados por perjudicar al gobierno de la República Bolivariana de Venezuela por parte de las fuerzas imperialistas, el gobierno de Nicolás Maduro resiste los embates y, a pesar de las limitaciones fruto de las dificultades económica, ha demostrado una conducta ejemplar a la hora de contener a la pandemia de coronavirus que azota por igual a países centrales y en desarrollo. Según informa el reporte de la Organización Mundial de la Salud, las cifras de infectados por COVID-19, se mantienen en Venezuela estables y bajas en comparación con el resto de los países de la región. El total de contagiados al momento es de 204, los recuperados son 111 y la cantidad de muertos ascendió a tan sólo 9 desde que comenzó la pandemia.

Algunos escépticos afirman que Venezuela registra un número bajo de casos, debido a la poca movilidad de los habitantes de los pueblos por la crisis de los combustibles. Y también, a la baja cantidad de vuelos provenientes de zonas de riesgo desde que comenzó la pandemia. Sin embargo, Venezuela fue uno de los países que más rápidamente adoptó medidas de prevención. En la actualidad ya va por la quinta semana de cuarentena. Además, el uso de barbijo se decretó obligatorio en todo el territorio y se realizan importantes trabajos de desinfección en las áreas comunes de las principales ciudades.

Por otra parte, el país recibió ayuda sanitaria de la Cruz Roja, Cuba, China y Rusia, para enfrentar al nuevo virus. Si bien algunos sostienen que en el país se realizan pocos test, y por eso se dan las bajas cifras de infectados, en total estos países donaron alrededor de 200 mil equipos de testeo. Además, el bajo número de fallecidos resulta de todos modos ser un indicador de la efectividad de las medidas que el presidente Nicolás Maduro decretó ni bien el COVID-19 fue declarado oficialmente como pandemia.

Como medida de prevención de un futuro aumento de casos en progresión geométrica, el gobierno de Nicolás Maduro anunció que la cuarentena se extenderá un mes más, a pesar de las dificultades económicas que afronta el país. A los problemas acuciantes que enfrentaba el país caribeño, se le sumó la pandemia, por lo que la economía se encuentra al borde del colapso. No obstante, el gobierno estableció un paquete de medidas económicas para paliar los efectos económicos de la cuarentena en la población del país. “En el decreto se confirma la ratificación de la inamovilidad laboral en defensa de los trabajadores hasta el 31 de diciembre de este año. Igualmente se establece la supresión inmediata por seis meses del pago de alquileres de comercio y viviendas; vamos a buscar la forma de compensar a las personas que viven de alquiler”, había expresado el mandatario venezolano durante el anuncio de las medidas. “Son decisiones tomadas a tiempo para proteger la salud y la vida de nuestro pueblo”, enfatizó Maduro.

You cannot copy content of this page