Apuntan a Larreta por la intoxicación de cuarenta niños en una escuela de CABA

Cuarenta alumnos de una escuela de Caballito sufrieron una intoxicación. Entidades sindicales acusan al gobierno de Horacio Rodríguez Larreta de haber contratado a una empresa proveedora que tiene numerosas denuncias por mal manejo de los alimentos.

Familiares de alumnos, dirigentes sindicales y legisladores porteños denunciaron que hay 40 niños intoxicados en una escuela de la ciudad de Buenos Aires. Se trata de la primaria Ernesto Padilla (N°14 D.E.7º) del barrio de Caballito. Apuntan contra la empresa proveedora de alimentos llamada Lamerich S.R.L. y el gobierno de la ciudad. Los distintos casos tuvieron lugar este martes, tras un almuerzo en el comedor escolar con viandas de dicha empresa tercerizada. De acuerdo con lo expresado por la ministra de Educación de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires Soledad Acuña, se trata de “un virus gastrointestinal que nada tiene que ver con las viandas repartidas”.

Según los relatos, los niños comenzaron con síntomas de dolor de estómago, vómitos, diarrea y fiebre. Además, a unas cuadras de esa escuela, en el jardín Andrés Ferreyra (está a unas 15 cuadras de distancia) también hubo decenas de nenes intoxicados el mismo día. ¿Hay algún punto en común entre ambas instituciones? Sí, opera la misma empresa de alimentos: Lamerich. Desde la UTE (Unión de Trabajadores de la Educación) lanzaron un duro comunicado: “Venimos denunciando el ajuste en comedores escolares que Horacio Rodríguez Larreta y Soledad Acuña disfrazan con el nombre del plan de alimentación ‘Chau Paneras’. Este ajuste está acompañado por la pasividad de los entes de control del Ministerio de Educación de CABA. En el caso de la empresa Lamerich SRL, pese a tener multas anteriores, en 2018 el Gobierno renovó su contratación por un monto de $ 651.637.734”.

En esa línea, el sindicato de la Educación porteña expresó: “Exigimos que se retire la concesión del servicio a Lamerich y que el Gobierno de la Ciudad lleve a cabo un verdadero control de la calidad de los alimentos. No queremos más negociados a costa de un derecho básico para nuestros niños, como es el de acceder a un plato de comida, por eso también reclamamos la universalización de las becas de comedor”.

Por su parte, la legisladora porteña del Frente de Todos María Bielli denunció el hecho y presentó un proyecto en la Legislatura de la Ciudad mediante el que se pide al gobierno de Horacio Rodríguez Larreta que “indique si se ha realizado una auditoría bromatológica, detallando la empresa a cargo de la misma, cuándo fue realizada y cuáles fueron los resultados”. La legisladora se preguntó en sus redes sociales: “¿Larreta tomará alguna medida real que garantice la calidad de la alimentación de los niños en las escuelas o seguirá aplicando una multa insignificante de $3000 a la empresa que recibe 600 millones de pesos?”

Bielli denunció que los inspectores de bromatología, que debían controlar la calidad de la comida servida el martes, fueron enviados por la misma empresa concesionaria. “El gobierno de la Ciudad le da la concesión de la comida y también del control a la misma empresa. Es una vergüenza. Están de los dos lados del mostrador”, afirmó la diputada porteña.

Según la Auditoría General de la Ciudad de Buenos Aires, de 126 mediciones realizadas entre 2017 y 2019, de temperaturas a alimentos y/o a preparaciones listas para consumir, en viandas entregadas por esa empresa a las escuelas de la Ciudad, 70 de ellas no cumplen con la temperatura a la cual deben conservarse o servirse los alimentos. La temperatura de servido de los postres fue de 17°C. Dicha temperatura es inadecuada, los postres deben estar refrigerados a menos de 8 °C. Las viandas no tienen cierre hermético. Se trata de conservadoras plásticas que no poseen trabas herméticas. Además, la póliza de ART se encontraba vencida. El Seguro de Responsabilidad Civil también estaba vencido. Y no cumplen con la cantidad mínima de personal. Por estos hechos, Lamerich fue multada por 74.775 pesos.

La cooperadora de la escuela denunció el hecho ante la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) y la Agencia Gubernamental de Control (AGC). Desde el Poder Ejecutivo porteño niegan las acusaciones y afirman que la intoxicación nada tiene que ver las viandas entregadas en los colegios, sino que sostienen que se trató de un “virus intestinal”. Igualmente, se están realizando los análisis correspondientes en la AGC que determinará de qué se trataron estos casos. Los resultados aún no están y se esperan para las próximas horas. Allí podrá empezar a saberse si fue un virus o viandas en mal estado.

You cannot copy content of this page