Alberto respaldó la propuesta de Máximo Kirchner de crear un impuesto para los que entraron en el blanqueo

El presidente consideró que resultaría más lógico que aportaran de manera extraordinaria aquellos que “se beneficiaron con el blanqueo después de defraudar al Estado y no pagar impuestos” en vez de los funcionarios que trabajan para combatir la pandemia.

El presidente de la Nación Alberto Fernández volvió a rechazar la propuesta impulsada por la oposición en el Congreso para que los dirigentes políticos se bajen los sueldos como un “gesto” ante la crisis por el coronavirus. En cambio, el jefe del Estado sostuvo que le parece mucho más razonable el proyecto que presentará mañana el diputado nacional Máximo Kirchner, presidente del bloque del Frente de Todos en la cámara baja, quien propone crear un impuesto extraordinario para aquellas personas que entraron en el último blanqueo de capitales. Según Fernández, tendría “más lógica exigir un aporte excepcional a los que más han ganado o se beneficiaron con el blanqueo después de defraudar al Estado y no pagar impuestos, que a los funcionarios o legisladores”. Es mucho más razonable pedirles un esfuerzo a ellos que a Carla Vizzotti [secretaria de Acceso a la Salud], que gana 150 mil pesos y está todo el día en la calle viendo cómo combatir el coronavirus. La ley tiene una lógica mucho mayor que el proyecto de los que dicen ‘demos algo de nuestro sueldo’”, agregó.

“Ninguno de mis funcionarios tiene cuentas en el exterior, tiene empresas off-shore, ni tienen empresas propias de donde sacan utilidades. Viven de sus sueldos. Ninguno de ellos tiene un sueldo exorbitante. Ni yo tengo un sueldo exorbitante. Yo reivindico la política. Yo reivindico el servicio público que la política presta. Yo no voy a ser un hipócrita; esa no es la solución que la Argentina necesita. La verdad, no lo creo. La verdad, no estoy de acuerdo con eso. Y entonces por eso nunca me sumé a esa lógica. Soy un servidor público y los servidores públicos vivimos de dedicar todo nuestro tiempo al servicio público”, manifestó el presidente.

Además, anticipó que prepara un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) para modificar la ley de defensa a la competencia y facultar a los intendentes para que apliquen sanciones a los comercios en sus distritos por los incrementos de precios. “Es para que puedan aplicarla en sus distritos y sancionar a esos lugares”, señaló. En la entrevista que concedió en la quinta de Olivos, el mandatario volvió a cuestionar el proyecto que promueve la oposición para bajarles un 30% los sueldos a los funcionarios públicos. “No seamos hipócritas, son los que después nos llaman populistas a nosotros. No seamos demagogos y ganémonos nuestro sueldo como corresponde”, remarcó. Es más, dijo que nunca le afectaron los cacerolazos. “A los que nos toca gobernar sabemos el momento que estamos pasando. No es un momento para tirar piedras, sino para sentarnos a pensar juntos soluciones”, resaltó.

Por otra parte, el presidente criticó con dureza a los gobernadores radicales Gerardo Morales (Jujuy), Rodolfo Suárez (Mendoza) y Gustavo Valdés (Corrientes) por haber dispuesto el cierre de las fronteras de sus provincias para contener el avance del coronavirus. “¿Qué es esa locura? Eso no tiene que hacer un gobernante, tiene que gobernar la situación”, aseguró. Y mostró su malestar con Morales por el insólito episodio del micro con 49 extranjeros proveniente de Jujuy que fue detenido el jueves pasado en la General Paz. “Lo que uno no puede hacer es pasarle la pelota a otro”, dijo. También volvió a apuntar a los bancos: “Acá todos tienen que hacer su aporte. Sacan resultados extraordinarios prestando plata al BCRA. Espero que el lunes [por mañana] no pongan excusas y empiecen a dar los créditos. Le dije a Miguel [Pesce] que no podemos tener tanta paciencia, hay que arreglarlo”, completó.

Por último, Fernández reconoció que le preocupa la expansión del virus en Brasil, donde el presidente Jair Bolsonaro relativiza el peligro de la pandemia. “Tengo mucho miedo de lo que pasa ahí y cómo eso va a repercutir en nosotros”, expresó Alberto Fernández. “Es un país que tiene fronteras con casi todos los países de Sudamérica y no está haciendo nada”, dijo.

You cannot copy content of this page