“Foto” de un agujero negro, el principal avance científico de 2019

La imagen fue señalada como el hito científico y tecnológico del año en el ránking anual de la revista Science.

Science, la prestigiosa publicación de divulgación científica, publicó como todos los años un artículo acerca de los descubrimientos científicos y tecnológicos más sobresalientes del año que terminó. En 2019, la diva resultó ser la primera fotografía del núcleo de una galaxia, la cual recorrió el mundo el pasado 11 de abril.

La captura en imagen de un objeto astronómico de tamaña densidad y envergadura requirió de los esfuerzos mancomunados de científicos de diversas áreas alrededor de todo el globo. Unos doscientos especialistas colaboraron con el proyecto, en apostados en ocho observatorios astronómicos de todo el mundo.

Los agujeros negros son regiones del espacio tan densas que “absorben” todos los cuerpos que se encuentren en su “cercanía” –tratándose de distancias astronómicas, por supuesto–. Se originan cuando una estrella anciana implosiona debido a su propia densidad. En 1915, Albert Einstein advirtió sobre su existencia, pero la física no había obtenido una prueba más contundente que ésta, que vino de la mano de la astronomía. A este respecto, Holden Thorp, redactor jefe de la revista Science, afirmó en su editorial del mes de diciembre: “Para un público escéptico que pone los ojos en blanco cuando oye a los científicos decir que algo existe aunque no se pueda ver, aquí tenemos otro objeto importante que podemos ver”.

Los agujeros negros son regiones del espacio tan densas que “absorben” todos los cuerpos que se encuentren en su “cercanía” –tratándose de distancias astronómicas, por supuesto–. Se originan cuando una estrella anciana implosiona debido a su propia densidad. En 1915, Albert Einstein advirtió sobre su existencia, pero la física no había obtenido una prueba más contundente que ésta, que vino de la mano de la astronomía. A este respecto, Holden Thorp, redactor jefe de la revista Science, afirmó en su editorial del mes de diciembre: “Para un público escéptico que pone los ojos en blanco cuando oye a los científicos decir que algo existe aunque no se pueda ver, aquí tenemos otro objeto importante que podemos ver”.

Claro que en el sentido estricto de la palabra, es imposible “ver” un agujero negro, puesto que éstos se “tragan” cualquier objeto circundante, incluso la luz. Lo que la fotografía muestra es el “resplandor” que emiten los gases al ser absorbidos a millones de grados por el núcleo del agujero negro.

Tim Appenzeller, el editor de noticias de la revista, afirma:  “Este ha sido un año estupendo para la ciencia pero, ¿qué podría ser más asombroso que contemplar un agujero negro?”. Sobre la imagen que cautivó al mundo, agrega: “Suena a magia, pero ha sido realmente un trabajo increíble de equipo y tecnología.” De hecho, para capturar la imagen, se requirió de un selecto equipo que necesitó observaciones sincronizadas por relojes atómicos desde ocho radiotelescopios situados en EE UU, México, Chile, España y la Antártida.

Tim Appenzeller, el editor de noticias de la revista, afirma:  “Este ha sido un año estupendo para la ciencia pero, ¿qué podría ser más asombroso que contemplar un agujero negro?”. Sobre la imagen que cautivó al mundo, agrega: “Suena a magia, pero ha sido realmente un trabajo increíble de equipo y tecnología.” De hecho, para capturar la imagen, se requirió de un selecto equipo que necesitó observaciones sincronizadas por relojes atómicos desde ocho radiotelescopios situados en EE UU, México, Chile, España y la Antártida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page