Científicos del Conicet desarrollaron barbijos antivirales y bactericidas, lavables y de bajo costo

El desarrollo de estos barbijos facilitaría prevenir enfermedades en contextos de difícil acceso al agua, pues el material antiséptico del que están realizados permite su uso prolongado sin necesidad de recambiarlos continuamente.

Científicas del Conicet junto con investigadores de la Universidad de San Martín crearon un barbijo con propiedades antivirales, bactericidas y antihongos para la empresa Atom Protect que donará el 10 % de esas telas a las Pymes de los barrios vulnerables del partido de San Martín. Solo falta esperar que especialistas del INTA digan si es efectivo o no para el coronavirus. Este barbijo cuenta con tres capas protectoras, con cualidades bactericidas, antivirales y, además, evita la aparición de hongos permite un uso de 8 horas diarias, resiste hasta 15 lavados sin perder sus atributos y podrá ser usado por cualquier ciudadano con un costo de 100 pesos.

La investigadora Superior del Conicet y profesora de la Facultad de Ciencias Exactas de la UBA Silvia Goyanes expresó que la idea en un primer momento era desarrollar un barbijo de uso médico con varias capas protectoras para prevenir el coronavirus. Sin embargo, ante el pedido de la Pyme Atom Protec para que les produjeran telas con efectos bactericidas, se le ocurrió proponerles algo mejor: una tela, que además de atacar a las bacterias tuviera cualidades antihongos y antivirales, específicamente para el coronavirus. La empresa aceptó y, a cambio, se comprometió a donar el 10 % de las telas a la Fundación de la Universidad de San Martín que se encargará de hacerlas llegar a los barrios humildes. De este modo, algo que tenía otro fin se terminó transformando en un bien accesible para toda la sociedad.

Para dotar a la tela con esas propiedades, la experta en materiales polímeros para aplicaciones industriales explicó que el producto “cuenta con iones de plata (acción bactericida) y de cobre (actúa sobre los virus), así como también con cloruro de benzalconio (un inhibidor de la actividad viral y antihongos)” y que, además, se le agregó otro elemento que le da impermeabilidad, “lo que evita que los principios activos se vayan con los lavados”. Asimismo, mientras esperan que el INTA les confirme si el barbijo sirve para evitar el coronavirus, como la tela es muy efectiva para combatir la Escherichia coli, Goyanes se entusiasma pensando en un mediano plazo, en el que esta tela podría emplearse para recubrir las camillas y formar parte de la ropa del personal médico.

En la Gobernación ya piensan que el barbijo antiviral podría ser adquirido por el gobierno provincial y ser distribuido en los barrios populares del conurbano.

You cannot copy content of this page